El Cristo del Despojo vuelve a Jesús Nazareno tras 77 años

El Cristo del Despojo vuelve a Jesús Nazareno tras 77 años

|

La Cofradía de Jesús Nazareno ha vivido una sorprendente historia vinculada a una de sus tallas, una versión reducida del Cristo del Despojo (que pudiera haber servido como boceto de la talla a tamaño real de 1800 que se encuentra en la iglesia de Jesús), que ha reaparecido después de que se perdiera su rastro en 1940.


Uno de los cofrades, Domingo González, se puso en contacto con la directiva de Jesús Nazareno para entregarles un paquete, la pequeña talla que había guardado desde que otro hermano se la entregó antes de fallecer para que la mantuviera a buen recaudo.


Así lo ha explicado este miércoles el alcalde-presidente de esta hermandad, Ramón Alonso-Manero, que no ha escondido la sorpresa que les causó abrir el paquete y encontrar esta pequeña y detallada obra. “Tiene un valor artístico enorme, por su confección y es excepcional por su reducido tamaño; hay dudas sobre su autoría pero lo que está claro es que para la Cofradía ha sido una incorporación fantástica, más aún después del trabajo de restauración que se ha realizado”, ha comentado.


Alonso-Manero ha explicado que hay registros y documentación que sitúan a la talla entre las propiedades de la Cofradía, “pero se perdió su pista y no sabíamos nada de ella desde hace décadas”, hasta que llegó la preciada cesión de Domingo González.


Desde entonces, Andrés Álvarez, profesor de la Escuela de Arte y Conservación, y José Ignacio Álvarez, conservador del Museo Nacional de Escultura, han sido los encargados de coordinador los trabajos para recuperar la talla de la forma más original posible.


Andrés Álvarez ha explicado que “lo más interesante ha sido la documentación que hemos realizado, es una obra relativamente reciente, de 1800, eso nos ha llevado a no ser muy agresivos en los trabajos  porque, además, descubrimos que la pieza ya había sido intervenida, los brazos y una de las piernas habían sido repintados y eso lo hemos eliminado para recuperar los colores originales”.