Ganemos denuncia "manga ancha" para las despedidas de soltero

Ganemos denuncia "manga ancha" para las despedidas de soltero

|

No resulta extraño, cada fin de semana, observar a grupos de jóvenes “tomando al asalto” los distintos bares y locales de ocio nocturno, mientras celebran despedidas de soltero masivas, ruidosas, donde se consumen grandes cantidades de alcohol y que se dilatan durante toda la jornada. Las abundantes ofertas y facilidades para este tipo de actividades sitúan a Salamanca como un destino apetecible, además de sus callles como el espacio ideal para este esparcimiento desenfrenado.


Desde Ganemos Salamanca, "respetando la libertad de todos para disfrutar de su tiempo libre como deseen, siempre hemos apostado por modelos de ocio diferentes, que permitan disfrutar de la ciudadd y de sus calles, plazas y barrios sin quee resulten agresivos, invasivos y se desarrollen cívicamente". Por eso a esta agrupación "le sorprende que el grupo de Gobierno liderado poor el Partido Popular continúe fomentando el ocio y la cultura con las despedidas de soltero masivas como mascarón de proa y penalice otras manifestaciones".


Pero multa a los músicos callejeros


Virginia Carrera, en el marco de la última comisión de Policía, Tráfico y Transportes, ha manifestado que “el actual grupo de Gobierno favorece las despedidas de soltero pero multa, por el contrario, a los músicos callejeros”. La concejala de la agrupación de electores se pregunta si una actividad cultural a pie de calle y en contacto directo con la vida de la ciudad "resulta más incívica o molesta para los vecinos de la ciudad que nutridos grupos de personas, consumiiendo alcohol en las aceras y en plena calle, a la entrada de los locales de ocio, en lo que resulta ser un botellón ‘de facto’. Tampoco parece muy cívico o respetuoso con el descanso de los salmantinos que vehículos de gran tamaño, tipo limusina, circulen por las calles y aparquen en las proximidades de los establecimientos de ocio con el volumen de la música a su máxima capacidad".


Ganemos cree que Salamanca "tiene mucho más que ofrecer que la fiesta y el alcohol que sirven de marco a las despedidas de soltero masivas. Los músicos callejeros también forman parte de la cultura y de la vida de la ciudad y resulta incomparable el impacto negativo para la ciudadanía de unos y otras. No puede penalizarse sistemáticamente a los primeros y favorecer las segundas, con todas las connotaciones negativas que llevan aparejadas".