Silván no desvela su futuro político

Silván no desvela su futuro político

|

Silván guarda absoluto silencio ante las numerosas especulaciones periodísticas sobre su futuro político. Con un lacónico "el Congreso provincial aún no está convocado" cerraba ayer la posibilidad de entrar a valorar si se presentará o no a la Presidencia del PP de León o si  cederá esa responsabilidad a Juan Martínez Majo, presidente de la Diputación.


El alcalde de León restó importancia a las informaciones sobre un supuesto enfrentamiento político con Majo por el futuro control del partido. "Majo es mi amigo". Y zanjada la cuestión. Sin más posibilidades de hacer preguntas.


Sin embargo, su talante y las formas delatan que Silván y Majo irán juntos en la misma candidatura para controlar el PP leonés, toda vez que el actual presidente y diputado nacional, Eduardo Fernández, ya ha adelantado que no se presentará a la reelección.


El congreso, que previsiblemente se celebrará a mediados de junio próximo, se deberá convocar nada más que pase la Semana Santa, de ahí que Silván haya aplazado comunicar su decisión hasta después de las celebraciones religiosas.


En el círculo más cercano de colaboradores de Silván se trabaja ya en el análisis del censo provincial que sirvió para las primarias de Castilla y León y que sigue vigente, así como los resultados obtenidos en la urna de elección de compromisarios. De ese análisis se desprende que la alianza Silván y Majo ganaría de forma aplastante. Sólo queda por decidir si el cabeza de lista sería Majo o Silván. Todo dependería de la ambición política de cada uno y de sus planes de futuro. En cualquier caso, todo hace indicar que no habrá enfrentamiento entre ambos. Sus equipos ya trabajan en el acuerdo.


La alianza Silván y Majo desincentivaría una posible candidatura alternativa, integrada por concejalas de la anterior corporación, ex diputados provinciales e integrantes del sector más duro del carrasquismo.


Se trata de evitar que el PP regional, ahora presidido por Mañueco, intervenga en un problema al que se quiere dar una solución desde dentro, es decir únicamente leonesa.