Avenida controla el partido ante Nadezhda pero pierde 65-62

Avenida controla el partido ante Nadezhda pero pierde 65-62

|

Muy cerca de la "machada" en Oremburgo, de hecho se tuvo el partido controlado, salvo el desastre final, pero, aún así, los resultados nos dejan donde queríamos, terceros de Euroliga al final de una fase regular de muchísimo mérito. Hoy se ha caído, cierto, ante Nadezhda (65-62) pero el equipo ha mostrado ser capaz de competir, e incluso dominar, ante un rival de categoría "top", pero el final, con relajación, nerviosismo, fatiga o algunas decisiones arbitrales "made in FIBA", caseras, el equipo local se hizo con un triunfo.


La agresividad, las trampas durante todo el partido y el carácter del equipo casi supuso tener el partido en la mano, diez arriba a falta de cuatro minutos, pero el equipo se diluyó y sucumbió ante un Nadezhda que, a pesar de no jugarse nada, lo dio todo. La buena noticia llegaba desde Turquía y la victoria de Hatay nos dejaba terceras.


Otra vez innovando desde el quinteto, con la inclusión de Quevedo para tratar de contrarrestar el potencial ruso desde la distancia, el partido comenzaba vivo y vistoso, al contrario de lo que se podía pensar. Avenida encontraba fácil la canasta, con varias bandejas de Givens. Sin embargo, en defensa, se necesitaba una marcha más, pues las rusas también conseguían anotar fácilmente. Máxima igualdad, aunque con las charras dominando. Más se pusieron a dominar cuando Williams cogió el mando en la pintura, mientras que Avenida resistía como podía, 16-16 tras los primeros diez minutos.


Esa amenaza exterior de Nadezhda antes mencionada comenzó a aparecer en el segundo cuarto, con un par de triples de las aleros rusas que permitían al equipo local coger cierta ventaja. El partido ya estaba en el guión previsto, con defensas muy intensas y agresivas, provocando los errores en ataque. Eran esos fallos de Nadezhda los que permitían entonces a Avenida aferrarse a la igualdad hasta que, tras un triple de Quevedo, el equipo pareció soltarse, encontró a Erika en la pintura y consiguió cerca del descanso su máxima renta hasta el momento, +7 que serían 5 al marcharse a vestuarios, 29-34.


Pero lo mejor estaba por llegar. Un tercer cuarto francamente bueno de Avenida, en todos los aspectos y, principalmente a partir del ecuador. Supo apretar las tuercas el equipo charro con una defensa impecable, una zona "mutante" que desquiciaba a las rusas pero, además, aderezada con la agresividad habitual de las charras. Gil robaba una y otra vez, Chrissy secaba a cada jugadora de Nadezhda y las charras se veían con una renta de hasta catorce puntos que dejaba el duelo casi encarrillado.


Y lo pareció también en los instantes finales del último parcial. Se vio un Nadezhda corajudo, tirando de galones y de raza. El nivel arbitral cambió cuando cambió la actitud defensiva de las locales, mayor permisividad, nada no esperado. Una antideportiva "dudosa", por ser suaves, a Milo, detonó la esperanza (nunca mejor dicho pues esa es la traducción de Nadezhda) rusa y se metieron, y de qué forma en choque. Avenida no supo tirar de experiencia para contrarrestar el empuje, perdió varios balones absurdos y terminó cayendo en el último momento.


Derrota, sí, aunque con el sabor dulce del final al comprobar cómo se conseguía el objetivo de evitar a Kursk, por potencial y viaje un rival inaccesible. Los cuartos nos los jugaremos, eso sí, contra otro coloso, un equipo, sin duda, de F4 como Fenerbahce pero, ¿por qué no seguir soñando? Este equipo se lo ha ganado


NADEZHDA 65- PERFUMERÍAS AVENIDA 62 (16-16, 13-18, 10-18 y 26-10)


Avenida: Domínguez (4), Givens (11), Quevedo (6), Elonu (10) y De Souza (10). Jugaron también: Milovanovic (8), Marginean (7), Gil (6)


Nadezhda: Ouviña (5), Mitchell (2), Zhedik (11), Williams (16) Y Zahui (7). Jugaron también: Anoikina (13), Beglova (5), Petrushina (3) y Shilova (3)