Los asesinos de Roberto Larralde “son ratas como ETA”

Los asesinos de Roberto Larralde “son ratas como ETA”

|

Los acusados por el asesinato de Roberto Larralde son “ratas igual que ETA, porque mataron a Roberto”. Así de contundente se ha mostrado hoy el abogado de la acusación particular, Marcos García Montes, al referirse a las personas que presuntamente idearon el plan que terminó con la vida del ex boxeador en septiembre de 2014.


La comparación de Montes ha ido más allá, ya que ha asegurado que “al igual que en los planes de la organización criminal”, el asesinato de Larralde contó con “un jefazo que ordenó matarle, que fueron su ahora viuda, Miriam Caballero, y el amante de ésta, Julio López”.


Para llevar a cabo el plan también fue necesario “un cooperador”, figura que representó el detective privado Froilán Álvarez, “una persona infame, un hombre sin escrúpulos ni ética profesional”. Fue imprescindible también un autor directo del crimen, “José Ramón Vega, quien presuntamente efectuó el disparo”.


Asimismo, el grupo también necesitó la colaboración de una persona que ejecutara la coartada que alejara al autor material del lugar de los hechos, para lo que “Carlos Heli efectuó llamadas con el teléfono de José Ramón Vega desde otro lugar de León”.


Sin embargo, el juicio cuenta también con otros dos acusados, Adrián Martínez y Antonio Gabarri, a quienes tanto la acusación particular como la fiscalía han retirado hoy la acusación de asesinato y han solicitado un año de prisión únicamente por un delito de tenencia ilícita del arma porque “han demostrado que no tienen relación alguna con el crimen”.


Marcos García Montes ha interpelado al jurado con una detallada descripción del presunto autor intelectual del crimen, Julio López, a quien se ha referido como Don Vito Corleone, “un hombre primario en conocimientos, al que su mujer tenía pánico, que presume de ser un súper macho hispánico, que contrata a un detective privado, utiliza a un trabajador suyo para disparar y a otro para deslocalizar el móvil, una persona que no tiene escrúpulos”.


El letrado también se ha referido a la viuda de Roberto Larralde, Miriam Caballero, de quien ha asegurado que “desde que se produjo el asesinato ni ha mandado dinero a sus hijos ni ha solicitado ante un juez un régimen de visita” para los dos menores “que se refieren a su madre como asesina”.


Por todo ello, en cuanto el jurado haga público el veredicto, la acusación particular ha adelantado que pedirá el ingreso en prisión de forma inmediata de los cinco presuntos implicados directos en la muerte de Roberto Larralde.