Empate sin brillo que no sirve al Real Valladolid

Empate sin brillo que no sirve al Real Valladolid

|

El Real Valladolid y el Tenerife han empatado a cero en un partido muy táctico y con pocas ocasiones de gol que no quedará para el recuerdo de los aficionados. Los de Herrera se quedaron con un hombre menos por expulsión de Villar en el minuto 78, pero a punto estuvieron de llevarse los tres puntos con un cabezazo de Álex Pérez que salvó Dani Hernández.


Primeros minutos de fuerzas igualadas, con un Tenerife que comenzó dominando el esférico ante un Real Valladolid que con el nuevo cambio de sistema al 4-3-3 parecía más dubitativo en su planteamiento, al menos en los compases iniciales.


En ese tiempo que utilizaron los de Herrera para posicionarse sobre el verde de Zorrilla, los chicharreros apenas crearon ocasiones claras de gol. La velocidad de Amath era la baza más peligrosa de los de Martí, junto al juego de espaldas del ‘Choco’ Lozano, que imponía su envergadura ante Álex Pérez.


Real Valladolid Tenerife Zorrilla Segunda Division (16)El juego de los pucelanos encontraba muchas dificultades en su construcción inicial, toda vez que las líneas del Tenerife estaban muy conjuntadas e impedían la continuidad de las jugadas locales. Así, la entrada de Raúl de Tomás en el once inicial ayudó a jugar otras cartas mucho más directas. Ese aguantar el balón ayudaba al conjunto vallisoletano a explotar mucho más las bandas.


Pero el Tenerife dio buena cuenta de cuál era la razón por la que llegó a Zorrilla como cuarto clasificado. Martí ha logrado un equipo bien coordinado y compacto al que es muy complicado meter mano.


El encuentro era muy táctico, lo que dejaba todo a la técnica de los jugadores para aprovechar los pocos errores que cometían los 22 hombres sobre el terreno de juego. Sin llegadas de peligro y con apenas tiros entre los tres palos defendidos por Pau Torres y Dani Hernández, la primera mitad fue de las aburridas para el aficionado pero para el estudio de los analistas.


Tras el descanso el Real Valladolid gozó de la primera oportunidad con un cabezazo de De Tomás que se fue por arriba del larguero defendido por el ex portero albivioleta Dani Hernández. El ‘47’ de los de Herrera tuvo una doble oportunidad con dos faltas consecutivas, pero ninguna de ellas llegó a buen puerto.


Los hombres de Herrera salieron con la intención de controlar más el esférico y darle paciencia al juego, pero sin renunciar al estilo directo cuando el Tenerife replegaba a la perfección. A pesar de los intentos, el centro del campo no lograba imponerse y por ello Herrera dio entrada a Sergio Marcos en el lugar de De Tomás. Un cambio que levantó las críticas de una parte de la grada, la cual no entendía que se renunciara al único delantero puro.


El partido dio un vuelco en sus circunstancias en el minuto 78, cuando a instancias del cuarto árbitro Pizarro Gómez decidió expulsar a Villar por un forcejeo con Germán, al que también le enseñó la amarilla. La jugada acabó con una falta al borde del área del Tenerife que Jordán envió a las nubes.


Tras esa falta, Jordán a punto estuvo de sorprender a Hernández con un disparo lejano que obligó al venezolano a estirarse para enviar a córner en la que fue la ocasión más clara para el Real Valladolid.


La expulsión hizo a Herrera dar un paso atrás con el cambio de Rafa por Michel y así aguantar un empate que, visto lo visto, no dejaba tan mal sabor de boca. En la recta final, casi llega el gol para el Real Valladolid con un cabezazo de Álex Pérez en el segundo palo a un servicio a balón parado de Sergio Marcos. Dani Hernández sacó una mano prodigiosa pegada al palo.


El marcador no se movió en los noventa minutos en un partido poco vistoso en el que el juego del mediocampo predominó y las ocasiones claras escasearon. Así, un punto para cada uno que sienta mejor a los tinerfeños, que les permite no perder comba con los puestos de ascenso directo. Mientras que los hombres de Herrera siguen fuera de los puestos que dan permiso a jugar la liguilla de ascenso.