La enésima reválida para poder soñar

La enésima reválida para poder soñar

|

El Real Valladolid no acaba de despegar, ni en resultados ni en esas sensaciones que se transmiten a través del juego. La derrota en Girona volvió a dar muestras de que al plantel de Paco Herrera le falta un punto que le convierta en un equipo fijo de los puestos de arriba. Y es que esa dolorosa manera de hincar la rodilla contra uno de los equipos punteros hizo que los pucelanos salieran de los puestos que dan acceso a jugar la liguilla de ascenso.


Es cierto que el equipo no perdió contra los gerundenses únicamente por el clamoroso error cometido entre Guitián y Pau Torres. Aunque al final eso es lo que queda en la retina de los aficionados, la derrota volvió a poner en entredicho el sistema de juego. Ese 4-4-2 con rombo en el mediocampo que está dando más puntos que buenas sensaciones. La verdad sea dicha.


Y en ese contexto, con todas las dudas que arrastra el equipo -portería, sistema de juego u hombre gol-, el Real Valladolid recibe el Tenerife con la necesidad imperiosa de conseguir los tres puntos para no descolgarse antes de tiempo de los puestos donde duermen los mejores.


Ese rumbo errante y dubitativo que ha hecho enlazar a los pucelanos dos victorias y dos derrotas en los últimos cuatro partidos ha hecho que la semana en los Anexos al José Zorrilla haya estado llena de incertidumbres sobre el equipo que querrá poner en liza el entrenador barcelonés. Algo sobre lo que se verá la luz a partir de este domingo a las 16.00 horas. Y después ya se verá si las decisiones han sido acertadas o no.


Esas incógnitas comienzan por la portería con la incertidumbre de si jugará Pau Torres o Isaac Becerra después del error en el que se vio envuelto el primero y de la lesión de rodilla del segundo. Siguen en la medular, ya que si se decide por romper el rombo tendría que dar salida a uno de los más habituales para sumar a un jugador en la línea ofensiva del 4-3-3. Y arriba la duda es si dará entrada desde el inicio a Raúl de Tomás en detrimento de Mata, y con Jose y un Villar que vuelve por las bandas.


No parece el mejor momento para no saber muy bien cómo enfrentar un partido, toda vez que el equipo que llega a Zorrilla es un Tenerife que está demostrando un gran nivel bajo la batuta de Pep Lluis Martí. Y es que los chicharreros tan solo han perdido dos partidos de sus últimos catorce, con cinco empates y siete victorias. Datos que hacen al Tenerife tan peligroso como dictamina su cuarta posición en la tabla, gracias a sus 37 puntos.


Desde la isla muestran su apetito desmedido para lograr los tres puntos y dejar ya lejos a un Real Valladolid que es octavo con 34 puntos. “Vamos a ir a por los puntos con toda la ambición del mundo”, ha reconocido este mismo sábado el central Germán Sánchez.


Algo que refrenda el entrenador Martí en cada comparecencia, siempre dotando a su equipo de un gen competitivo invariable sea quien sea el rival que enfrente. Y es que “lo único que nos pasa por la cabeza es ir a por los tres puntos”. Por lo que se espera una batalla dura en Zorrilla, con la posesión como elemento central para controlar el partido y el marcador.


Mientras que el entrenador del Tenerife ya ha dado la convocatoria con la que ha viajado a Valladolid, Herrera siempre apura hasta el límite y todavía no ha dado la lista. Así, los tinerfeños arribarán a Valladolid con Falcón, Dani Hernández, Germán, Camille, Alberto, Vitolo, Omar, Lozano, Suso, Carlos Ruiz, Aarón, Jouini, Jorge Sáenz, Tayron, Raúl Cámara, Cristo y Amath.


El partido corresponde a la 25ª jornada de la Liga 1|2|3 y será arbitrado por Pizarro Gómez.