Reale restaurará cuatro libros del XVI y XVII de la Usal

Reale restaurará cuatro libros del XVI y XVII de la Usal

|



Fundación Reale impulsará la restauración de cuatro libros del patrimonio bibliográfico y documental de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca gracias a la firma de un acuerdo de colaboración entre la USAL y Reale Seguros para la promoción, divulgación y apoyo de la celebración del VIII Centenario del Estudio salmantino.


Así lo anunciaron hoy en el Edificio Histórico de la Universidad de Salamanca el vicerrector para la Conmemoración del VIII Centenario, Mariano Esteban, y el director de Personas y Organización de Reale Seguros y exalumno de la USAL, Alfredo Núñez.


En el encuentro con los medios, el vicerrector Mariano Esteban destacó la importancia del acuerdo suscrito porque “se enmarca directamente en una de las líneas estratégicas planteadas por la Universidad para la conmemoración de su VIII Centenario: la adquisición, conservación y restauración de su patrimonio histórico y bibliográfico, que contempla las aportaciones de grandes empresas y también de micromecenazgo”.


Por su parte, Alfredo Núñez señaló que el convenio firmado entre la USAL y la Fundación Reale “no se trata de una colaboración puntual”, sino que se enmarca en una serie de proyectos llevados a cabo por Reale para “fomentar el conocimiento de la cultura, el arte y la literatura y, en concreto, de la calidad de los fondos bibliográficos de la Universidad”.


Gracias a este acuerdo, se restaurarán cuatro joyas bibliográficas de los siglos XVI y XVII que forman parte del patrimonio de la Biblioteca General Histórica de la Universidad, y que versan sobre las nuevas tierras al otro lado del océano Atlántico, centrándose especialmente en Chile: “La Araucana”, “La biografía de Alonso de Sotomayor”, “Los viajes de Cabeza de Vaca” y “La Crónica de las Indias”, que, en total, suman más de dos milenios de saber impreso que se preservará en el tiempo mediante esta intervención impulsada por Fundación Reale.


Entre los ejemplares que se restaurarán destacan la primera, segunda y tercera parte de “La Araucana” de Alonso de Ercilla y Zúñiga, poema épico nacional chileno y primero sobre tema americano. La edición de “La Araucana” impresa en 1596 en Perpiñán se conserva tan solo en cuatro bibliotecas españolas, entre ellas, la de la USAL, aunque gozó de varias ediciones en el propio siglo XVI, tanto en España como en los Países Bajos, Portugal o Francia, siempre en castellano original, dado su éxito inmediato.


Además, se restaurará también la única biografía publicada de Alonso de Sotomayor, gobernador del Reino de Chile entre 1583 y 1592. Esta obra puede considerarse la primera crónica de la historia chilena, anterior en 25 años a la famosa “Histórica relación del Reyno de Chile”, de Alonso de Ovalle. La “Biografía de Alonso de Sotomayor” fue escrita por Caro de Torres, licenciado por Salamanca, e impresa en Madrid en 1620.


Asimismo, se restaurarán dos crónicas generales sobre la conquista. Por un lado, el libro con los viajes de Cabeza de Vaca cuando se adentró en el sur de Estados Unidos, obra impresa en 1555 en Valladolid y de la que solo existen siete ejemplares en España, según el Catálogo Colectivo de Patrimonio Bibliográfico.


Por otra parte, se restaurará el ejemplar de la edición impresa en Salamanca en 1547 de la “Crónica de las Indias”, de Gonzalo Fernández de Oviedo, una de las crónicas generales de américa más antiguas y completas. Según la bibliografía especializada, solo cinco bibliotecas españolas poseen ejemplares de esta edición. Dada su importancia, la encontramos también en Estados Unidos, en la Biblioteca Pública de Nueva York, y la Biblioteca del Congreso en Washington.


La primera biblioteca universitaria de Europa


La USAL fue la primera en tener una biblioteca universitaria en Europa. La donación para el Estudio salmantino de la biblioteca de Juan de Segovia (1395-1458), clérigo humanista y teólogo tan relevante en su época que estuvo a punto de ser nombrado Papa, propició la existencia en la Universidad de un local reservado en exclusiva como biblioteca.


En 1749 comenzaron las obras que dieron lugar a la Antigua librería, y es así como hoy podemos contemplar la Biblioteca General Histórica, que atesora 2.795 manuscritos datados desde los siglos XI hasta el XX.