María Desbordes acerca este domingo la multiculturalidad musical de su ‘Exil’

María Desbordes acerca este domingo la multiculturalidad musical de su ‘Exil’

|

Valladolid tiene este domingo, 5 de febrero, una doble cita con la cálida voz de María Desbordes, cantante bretona afincada en San Miguel del Arroyo que presenta su primer trabajo en solitario, ‘Exil’. Doce canciones en las que la artista francesa hace un recorrido de sus influencias y de la música del mundo con la base de la bretona y celta.


Este ‘Exil’, que ha sido grabado en el estudio El Círculo Mágico, en San Miguel del Arroyo, y producido por Carlos Soto, está sorprendiendo con su acogida desde que se publicara en diciembre de 2015. Poco más de un año en el que Desbordes ha visto cómo ha tenido mucha presencia en Castilla, pero también fuera de ella.


Y es que este primer trabajo en solitario de la cantante y música bretona ha sido elegido como uno de los 24 mejores discos del año en Bretaña. A pesar de lo difícil de la empresa, aún puede conseguir ser el mejor si los internautas así lo deciden en un fallo que se conocerá este viernes.


Un recibimiento que no se esperaba, ni en nuestra comunidad ni fuera de las fronteras del territorio español. “No esperaba esta acogida en Castilla porque hay temas en bretón y cuesta más”, relata Desbordes, aunque también reconoce que el castellano y el francés de sus composiciones también han podido llegar más al público.


En relación al éxito en su Bretaña natal, la cantante afincada en Valladolid asegura que no se la esperaba porque en esta región del noroeste francés es muy rica en música, y de gran calidad. “Estar entre los 24 mejores discos es un gran paso porque, aparte de ser mi primer trabajo en solitario, en Bretaña se hace mucha y muy buena música”, reconoce a este periódico.


A pesar de ese “en solitario”, María Desbordes se ha juntado a grandes músicos para desarrollar esos sonidos que nos llevan por un recorrido de base bretón pero con influencias de las músicas del sur como la latinoamericana o la africana. Desde Carlos Soto con la flauta travesera, los saxos y la guitarra española, hasta la guitarra acústica de Carlos Martín Aires, el bajo de César Díez, las guitarras eléctricas de Jesús Parra o el piano de Diego Villadanganos.


Apoyos musicales de gran calidad para lograr un trabajo donde la multiculturalidad musical se deja notar a lo largo de sus doce canciones. Música del mundo con base bretona y celta que llega a Valladolid. Junto a su cálida voz estarán Carlos Soto a la flauta y el saxo, Chuchi Cuadrado con la guitarra, Rubén Villadangos al piano eléctrico y Jesús Parra con el bajo.


Unos sonidos que se podrán disfrutar en Valladolid en doble sesión, a las 13.00 y a las 19.30 horas, en el Patio Corsario, el local que la compañía Teatro Corsario tiene en el barrio Girón para dar espacio a diferentes representaciones culturales. Para entrar será necesaria la aportación de diez euros y la reserva obligatoria en el siguiente número de teléfono: 607 70 49 75. Aunque tan solo quedan entradas para la sesión de vermú, puesto que para por la tarde el aforo ya está completo.