El gerente de la futura empresa pública del agua podría conocerse en abril

El gerente de la futura empresa pública del agua podría conocerse en abril

|

La maquinaria ya ha comenzado a engrasarse. Este viernes se ha llevado a cabo la primera de las muchas reuniones que tendrán el Ayuntamiento, con la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, a la cabeza, con el comité de empresa de Aguas de Valladolid para ir dando forma al ente público que gestione el ciclo integral del agua.


Una reunión tras la que Sánchez ha destacado que ya se están dando pasos para la constitución del consejo de administración de dicha empresa, de cara a que se reúna en febrero para aprobar el presupuesto de la entidad municipal desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre.


Asimismo, se pondrán las bases para elegir la nueva gerencia, a la cual podrá optar tanto un funcionario como personal laboral, y que podría conocerse en abril o mayo, tal y como ha reconocido la edil de Toma la Palabra.


Aunque parezca lejano en el tiempo el primer día de julio, fecha en la que comenzará la gestión 100% pública del ciclo del agua, son muchos los pasos que se deben dar para que “ningún ciudadano note el cambio de gestión”. La titular de Medio Ambiente ha asegurado que “dará tiempo” a que todo llegue en orden.


Lo que más urgencia corre a día de hoy es la contratación de servicios externos, algunos de los cuales Aguas de Valladolid ya subcontrata -por unos cuatro millones de euros- y otros serían de nueva contratación -unos cinco millones de euros-.


Así, para poner en marcha la futura entidad pública, sería necesario pedir un crédito como anticipo de caja a las entidades bancarias por valor de 15 millones de euros. “No hay problema de endeudamiento”, ha reconocido Sánchez, quien a su vez asegura que los estudios hechos sobre la empresa dictaminan que es “solvente”.


En cuanto a dichos servicios a externalizar, ya se trabaja en los distintos pliegos de condiciones de contratación para que en la primera reunión del Consejo de Administración sean presentados y se puedan poner en marcha.


Según Sánchez, el que más prisa corre es el del suministro eléctrico, que tendrá un valor de un millón de euros, aproximadamente. Un contrato en el que ya se está trabajando y que tendrá que ir a publicidad europea.


Sobre la inversión necesaria para el mantenimiento de la red, la concejal ha afirmado que  será de unos 12 millones de euros. No obstante, en 2016 se ejecutaron unos seis o siete millones de euros en inversiones para renovar el ciclo integral del agua, por lo que ha recordado que dichas inversiones “se podrían hacer más adelante”.


Aunque ha reafirmado que durante 2017 se quieren centrar en la organización y el proceso de funcionamiento del ente, no ha descartado que se pueda invertir en mantenimiento de la red “a finales de año”.


Ámbito laboral


Una de las cuestiones más importantes tratadas en dicha reunión ha sido sobre las condiciones de subrogación de los trabajadores de Aguas de Valladolid. Según Sánchez pasarían “con las mismas condiciones” que tienen actualmente.


No obstante, existen algunas prescripciones legales que se recogen en el artículo 44 del Estatuto del Trabajador, como sería el cambio de una jornada de 35 a 37 horas y media. Algo que se negociará de cara al futuro convenio de los trabajadores.


Dicho documento de subrogación, el cual se está consensuando “para que la plantilla esté tranquila”, necesitaría de las nóminas individuales de cada trabajador, algo que Aguas de Valladolid aún no ha enviado.


Por su parte, Gregorio García, representante del comité de empresa, ha destacado que la reunión ha resultado “muy positiva” y que se encuentran “tranquilos” con su futura situación. “Tenemos confianza en la postura del Ayuntamiento y podemos llegar a punto de encuentro rápido”, ha afirmado.


García ha señalado que las principales inquietudes son “mantener los puestos de trabajo” de toda la plantilla, así como las pruebas que se realizarán cuando se convoquen nuevas plazas. Sobre esto, María Sánchez ha afirmado que la voluntad del Ayuntamiento es sacar a concurso sólo las plazas de las personas que se jubilen. Aun así hay algunas vacantes en la empresa, las cuales habrían de convocarse con anterioridad.