El 80% de las granjas de porcino tienen bioseguridad alta

El 80% de las granjas de porcino tienen bioseguridad alta

|

El 80 por ciento de las granjas de porcino de Castilla y León tienen un nivel alto o muy alto de bioseguridad, tal y como ha concluido la Consejería de Agricultura y Ganadería tras su estudio del sector en el que han visitado 3.955 explotaciones de porcino de la Comunidad.


El director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Jorge Llorente, ha explicado en la jornada ‘Bioseguridad y resistencia antimicrobiana: nuevos retos en la internacionalización del sector porcino’, celebrada en Burgos, el esfuerzo que ha realizado la Junta de Castilla y León para evaluar la bioseguridad de las explotaciones porcinas de la Comunidad.


Los resultados obtenidos tras analizar 3.955 explotaciones reflejan las excelentes condiciones, tanto estructurales como de formación y gestión, de las granjas de porcino de Castilla y León. Los datos revelan que casi el 80 % de las explotaciones tienen un nivel alto o muy alto de bioseguridad y un 18 % un nivel medio.


La bioseguridad es un elemento clave para proteger a la cabaña ganadera de la posible entrada y difusión de enfermedades, situación que podría ser traumática para el sector porcino de Castilla y León no solo por las posibles pérdidas en la granja sino porque se limitarían las exportaciones, uno de los pilares económicos del sector.


En esta jornada, organizada por la Junta de Castilla y León en colaboración con el sector productivo, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha presentado al sector los datos de la evaluación realizada con la intención de, a través del conocimiento de la realidad actual, continuar buscando posibilidades de mejora que permitan seguir manteniendo el excelente estatus sanitario de la cabaña porcina regional. Este encuentro ha servido, además, para tratar dos de los principales retos de futuro que deberá afrontar el sector porcino: la internacionalización y las resistencias antimicrobianas.


Objetivo de la legislatura


La Consejería de Agricultura y Ganadería se ha fijado como objetivo de legislatura promover la bioseguridad en las explotaciones porcinas. Esta decisión viene motivada por la importancia del sector porcino de Castilla y León, con un peso del 33 % en la producción ganadera de la Comunidad, y por la relevancia de la bioseguridad para garantizar la competitividad y la posibilidad de exportación de los productos porcinos.


Para lograr aumentar los niveles de bioseguridad en las granjas de la Comunidad, durante 2015 se iniciaron varias reuniones con el sector que se ha integrado plenamente en la elaboración de los calendarios de visita, se ha puesto a punto una base de datos que ha permitido las encuestas on line para poder realizar un análisis exhaustivo de los datos y se ha trabajado en la formación del personal encuestador.


Todas estas medidas han permitido disponer de una evaluación del nivel de bioseguridad general de las explotaciones porcinas que pone de manifiesto que la situación de este indicador en Castilla y León es muy buena lo que muestra el enorme potencial del sector regional, su profesionalización y las posibilidades de internacionalización.


Esta evaluación y puesta en conocimiento del sector de los puntos clave a mejorar en la estructura de las explotaciones porcinas para garantizar la sanidad animal y la salud pública es un paso adelante en la mejora de la competitividad del sector.