El Salvador remonta y se lleva el derbi ante el VRAC

El Salvador remonta y se lleva el derbi ante el VRAC

|

El Salvador ha vuelto a vencer al VRAC Quesos Entrepinares en un derbi marcado por el dominio del VRAC, que ejerció esta vez de local en Pepe Rojo, y por la gran remontada de El Salvador en el tramo final, para imponerse por 23-24, cerrando así una dura semana para el conjunto quesero tras su eliminación en la Copa.


Ante unas gradas llenas, los aficionados han podido disfrutar de un derbi de enorme intensidad, con juego de bastante calidad, y desde luego superior a la que normalmente se disfruta en estos encuentros, en los que la tensión acostumbra a reinar por encima de las jugadas vistosas. Pero hoy los dos equipos sabían que se jugaban mucho, y han salido al campo decididos a mostrar que iban a darlo todo para que el suyo fuese el lado de la ciudad que acabase más feliz.


El partido comenzaba con un ritmo frenético, fruto del que surgieron los dos primeros golpes de castigo señalados por el árbitro, con los que Hansie Graaff y Gareth Griffiths ponían los 3 primeros puntos para SilverStorm El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares, respectivamente, cuando sólo habían pasado 4 minutos desde el arranque.


La siguiente fase del encuentro sería para el VRAC, que trataba de imponer contundencia en las fases estáticas, ante una delantera de SilverStorm El Salvador que parecía flaquear por momentos, pero que acababa conteniendo a los jugadores azules. Sin embargo, en un ataque de muchas fases Basso acabó consiguiendo hacerse con un hueco suficiente para posar el oval, y estrenar la cuenta de ensayos del encuentro, situando el 10-3 en el minuto 11.


Pero eso no iba a amilanar a los jugadores de Juan Carlos Pérez, que consiguieron rehacerse bien tras el golpe encajado con esa marca, y se asentaron en campo de los hoy locales durante la mayor parte del primer tiempo. El premio al asedio llegaría en el minuto 29, cuando una jugada con muchas fases sobre la línea de ensayo acababa con el premio del ensayo obra de Johny Carter. Los dos extra de Hansie Graaff igualaban el marcador 10-10 en ese momento.


Llegaría una nueva oportunidad de anotar un ensayo unos minutos después, pero la jugada se acababa desperdiciando por una indisciplina. Los puntos que quedaban en el primer tiempo llegaban con el pie de Griffiths, que pasaba sendos golpes e castigo en los minutos 32 y 38 para poner el 16-10 con el que se llegaba al intermedio de un apasionante partido, en un momento en el que además los dos equipos estaban con un hombre menos, por sendas amarillas a Leandro Wozniak y Alberto Blanco.


Tras el descanso, el VRAC volvió a poner en apuros a su rival y desplegó su mejor versión sobre el césped de Pepe Rojo. Poco a poco llevaba el encuentro a su terreno y la afición confiaba en volver a ver una victoria de los suyos. Griffiths aseguró otros tres puntos y el Quesos entendió que era el momento de romper el partido a su favor. Pareció conseguirlo con un ensayo de castigo que reconocía el cerco que los de Merino habían puesto sobre la zona de marca blanquinegra. Diez minutos dentro de su veintidós obligaba a El Salvador a frenar las acometidas azules de cualquier manera, y otros siete puntos subieron al marcador de Pepe Rojo (23-10).


El VRAC tenía el partido en su mano y solo un descalabro podía hacerle perder. Pero cuando más cerca estuvo del triunfo, empezó la derrota. Una jugada de ataque por el lado derecho entre Bell y Álex Müller acabó con el balón en las manos de Zebango. El Quesos no pudo parar la contra del Silverstorm y permitió a Víctor Sánchez encontrar un inexplicable hueco que despertó a los de Juan Carlos Pérez.


El 23-17 dejaba a golpe den ensayo más transformación la remontada y el VRAC se atrincheró sin remedio mientras el Chami jugaba con su ansiedad. Un ensayo de castigo que nivelaba la balanza puso un punto por encima a El Salvador y el Quesos se bloqueó. Podía haber aparecido el equipo que obró el milagro en el Baldiri Aleu, pero la versión de los minutos frente al Alcobendas se repitió y el pitido final llegó con El Salvador más cerca del bonus que el VRAC de la victoria.