Usal y Autónoma de México amplían los programas de colaboración

Usal y Autónoma de México amplían los programas de colaboración

|

La vicerrectora de Internacionalización de la Universidad de Salamanca, Mª Ángeles Serrano, dio la bienvenida esta mañana a los 12 estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México que se incorporan a sus aulas para realizar estancias de investigación dentro del “Programa de Capacitación en Métodos de Investigación. SEP-UNAM-FUNAM 2016”; lo que les permitirá incorporarse a grupos de investigación y colaborar en proyectos desarrollados por los profesores que serán sus tutores.


Los estudiantes mexicanos participarán en el “Seminario general de métodos de investigación”, organizado por la Oficina de representación de la USAL en México, en colaboración con Cursos Internacionales, e impartido por profesores de la Facultad de Ciencias Sociales, además de disfrutar, en conjunto con su experiencia investigadora, de visitas culturales y gastronómicas a lugares de interés en Salamanca y sus alrededores.


Esta es solo una de las múltiples actividades conjuntas que la Universidad de Salamanca tiene con universidades mexicanas. Hoy en día, el Estudio salmantino cuenta con convenios de colaboración con 68 instituciones mexicanas, entre las cuales se encuentran las seis mejores universidades del país americano ­-según el ranking que hace todos los años el periódico mexicano “El Economista”-; lista que lidera la Universidad Nacional Autónoma de México, con la que desarrolló el Sistema Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE), en colaboración con el Instituto Cervantes y la Universidad de Buenos Aires.


Estos acuerdos se traducen en estancias de investigación para los estudiantes del Máster en Filosofía de la Ciencia de la USAL en el Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM y en el Máster en Democracia y Parlamento, organizado por la Universidad de Salamanca y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, además de una decena de proyectos que se encuentran en su etapa de planeación.


Las dos universidades participarán también en el proyecto “Laser & accelerators”, poniendo al servicio de la investigación conjunta el Centro de Láseres Pulsados (CLPU) de la USAL, y el Centro de la Complejidad (C3) de la UNAM. Al igual que, en el ámbito de las humanidades, se implementará un convenio de colaboración entre el Posgrado de Historia de la UNAM, y el programa de Doctorado de Historia Medieval, Moderna, Contemporánea y de América, de la USAL, para la cotutela de tesis doctorales, la movilidad de los académicos e investigadores y la implementación de proyectos conjuntos.


El calendario de actividades compartidas proyectado para 2017 incluye la participación, como invitada de honor, de la Universidad de Salamanca en la primera edición de la Feria Internacional del Libro Universitario (FILUNI) que se llevará a cabo en el campus central de la UNAM a mediados del año. Además, el servicio de publicaciones de la institución mexicana ha acordado la coedición de textos de su colección “universidadES, cultura y pensamiento” con Ediciones Universidad de Salamanca, al igual que la edición facsímil de un incunable sobre Antonio de Nebrija.


Una nueva perspectiva


Esta colaboración, que implica un paso más para las intenciones de generación, difusión y transferencia del conocimiento en las universidades hispanoamericanas y españolas, es un proceso histórico que tiene sus inicios más tempranos a mediados del siglo XVI, cuando se funda la primera universidad americana. Es por eso que la Real y Pontificia Universidad de México, antecesora de la actual UNAM y primera universidad de América, surgió en 1551 a imagen y semejanza del Estudio Salmanticense, que, por esas fechas, se encontraba a punto de cumplir tres siglos de haber recibido la cédula de Alfonso X el sabio que le concedía el título de Universidad.


La Universidad Nacional Autónoma de México, con solo 106 años de actividad ininterrumpida, frente a los casi 800 de la Universidad de Salamanca, ha logrado convertirse en un eje de referencia internacional para lo que es la ciencia, el estudio científico y la educación en América latina, además de ser casa de más de 300 mil estudiantes cada año. No es sorpresa que los tres Premios Nobel que ha recibido México hayan sido para antiguos alumnos de la universidad, ni que sus autores más reconocidos, algunos de los cuales han recibido el premio Cervantes o el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, hayan pertenecido de alguna u otra forma a esta casa de estudios.


Tanto en lo histórico como en lo material, la Universidad de Salamanca y la UNAM no tienen las características de lo que define la relación entre madre e hija. La USAL cuenta con una décima parte del alumnado de su contraparte mexicana y, a diferencia de la UNAM, no tiene campus en todos los territorios del país. No obstante, la Universidad Autónoma de México, en su fundación reconoció a la que es la Universidad hispana por excelencia como merecedora de reconocimiento, tal y como atestigua la carta que Justo Sierra, fundador de la entonces Universidad Nacional de México y primer rector de esta, enviara a Miguel de Unamuno en 1910:


Al Rector de la Universidad de Salamanca


Don Miguel de Unamuno


Habiéndole tocado a esta Secretaría la altísima honra de preparar la fundación de la Universidad Nacional de México, cree indispensable procurar que desde luego se establezcan relaciones cordiales y de mayor intimidad entre la nueva Universidad y las que por circunstancias especiales puedan considerarse como las más estrechádamente unidas con ella.


Para este fin, esta Secretaría se ha fijado en la Universidad de París…; en la de Salamanca, que fue el modelo conforme al que se estableció la antigua Universidad de México; y en la de California…


Esta misma Secretaría tiene la satisfacción de invitar de un modo especial a esta ilustre Universidad para que apadrine en su nacimiento a la nueva institución, y para que realice en lo futuro, en relación con la nueva Universidad de México, los grandes fines sociales que para el progreso mundial tienen las universidades como objeto supremo de su labor…


Libertad y Constitución, México, Julio 16 de 1910


Justo Sierra


Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes