Gratitud y esperanza en los Premios solidarios Osman

Gratitud y esperanza en los Premios solidarios Osman

|

El Colegio Universitario ha sido el escenario de la entrega de los Premios Solidarios Osman, que otorga la ONGD Bomberos Acción Norte, en colaboración con la Diputación de Zamora, y que reconoce a las asociaciones y personas que han colaborado durante todo el año con los proyectos de la ONG en favor de este colectivo tan vulnerable que son los refugiados.


Precisamente, los Premios Osman deben su nombre al pequeño afgano de siete años con parálisis cerebral que llegó a España tras pasar por el campo de refugiados de Idomeni, gracias Bomberos en Acción, que recogió más de 150.000 firmas para sacarlo del "infierno". Su familia estuvo ayer presente en la entrega de los premios, llenos de emotividad y gratitud.


Los premiados en esta primera edición de los Premios Solidarios Osman son el Cuerpo de Bomberos de Valladolid, la Plataforma por los Derechos de los Refugiados de Zamora; la asamblea de Ayuda al Inmigrante de Salamanca, el Colegio de Tábara, el Instituto de Fuentesaúco; Protección Civil de Villaralbo, Ramón Melendi, Francisca Turiel Turiel, la Asociación Vecinal Independiente de Morales y Pontejos; el Ayuntamiento de Villaralbo, José Bodego, Pedro Eduardo León Rodríguez, Mancomunidad Norte-Duero; Cuerpo de Bomberos Saharauis, Instituto La Vaguada, Universidad de Salamanca y Jerónimo García Bermejo.



Entre los proyectos gestionados por los miembros de la ONG durante el año 2016 figuran, en Grecia, el Proyecto “Yelow tent” en Idomeni, donde se instaló el puesto de mando avanzado medicalizado donde se desarrollaron tareas de atención médica a los refugiados. Allí mismo se creó el baby haman donde se despiojaba, lavaba y atendían a los niños. "Estimamos que se atendieron del orden de 6.000 personas durante el tiempo que estuvimos en Idomeni y alrededor de 2.000 niños", apuntan desde Bomberos en Acción. Asimismo, durante 2016 se recogieron cerca de 60 toneladas de ropa y alimentos. La gran mayoría fue enviada a los campamentos de Grecia y otra parte fue enviada al Sáhara. Fueron cientos de personas las que colaboraron en su recogida, en su selección y en la aportación económica para su traslado hasta Grecia.


Mientras, en Lesbos, decenas de bomberos formaron parte de la vigilancia y el apoyo en los campamentos de refugiados de la isla, construyendo parques infantiles para el campamento de Moria, repartiendo comida con otras ONG, y en el Sáhara, fue la primera organización que construyó el primer parque de bomberos en el Sáhara, proyecto que está dando trabajo a 11 refugiados saharauis y que pondrá en marcha el proyecto “Sistema Integral de Emergencias en los Campamentos de Refugiados Saharauis”. Finalmente, se ha enviado en torno a las 22 toneladas de ayuda humanitaria a estos campamentos.