Miles de salmantinos reciben a Sus Majestades de Oriente

Miles de salmantinos reciben a Sus Majestades de Oriente

|

Miles de salmantinos de todas las edades recibieron, un año más, a Sus Majestadas de Oriente en una noche que al menos el frío respetó a los más pequeños en su día más mágico. Los Reyes Magos de Oriente partieron a las siete de la tarde del Parque de la Alamedilla y recorrieron la Plaza de España, Avenida de Mirat, Puerta Zamora, Paseo de Carmelitas, Plaza de la Fuente, calle Bordadores, calle Prior, Juan del Rey, Plaza del Corrillo, Plaza Mayor, Plaza Poeta Iglesias, calle San Pablo, San Justo, Gran Vía, Plaza España y finalizará de nuevo en el Parque de la Alamedilla. A lo largo del recorrido repartieron más de 4.000 kilos de caramelos, acompañados de más de 400 personas, tres tronos reales y nueve carrozas.


Los tres tronos reales iban precedidos de nueve carrozas: “Estrella de Belén”, “Casita de chocolate”, “La Cenicienta”, “Barco pirata”, “Góndola Veneciana”, “Calesa 1”, “Calesa 2”, “Los Cangrejos” y el “Tren Disney”.


Grupos de animación


Junto a los tronos reales y las carrozas iban 26 actores interpretando un gran espectáculo inspirado en el mar, Abysses. Un impresionante cortejo de luz avanza en la noche, llevado por el ritmo de Taikos y sonidos electro. Una medusa Vía Láctea, las estrellas que brillan, un caballito de mar majestuoso, acompañado por zancudos. El Señor del Mar orgulloso de conducir el carro de los Océanos. Peces como las estrellas, incluso más desmesurados, titiriteros audaces vienen a cerrar este mosaico.


Este gran espectáculo lo forman: el Hipocampo (caballito de mar), una máquina articulada y brillante; Oceanis, punto central del espectáculo de música y luz formado por una estructura motorizada y articulada, sonido integrado y juego de luz acuática; bailarines; músicos DJ, tambores japoneses-Electro Pop Music Fusion; zancudos; peces escorpión; Pez Volador; y 10 Medusas.


Además, algunos de los personajes de los cuentos clásicos infantiles, como Blancanieves, La Bruja o el Príncipe, acompañaron a Sus Majestades en su recorrido por las calles de la ciudad.


Y por último, los ritmos navideños de la Agrupación Musical La expiración, formada por 50 personas, pusieron la nota musical a la Cabalgata de Reyes.