Pareja de Reyes de color carmesí

Pareja de Reyes de color carmesí

|

El pequeño es Álvaro Reyes, 21 años y nacido en Vitoria. Amante de la lectura y los videojuegos y que cumple el primer año con las ardillas. De una proyección tremenda, el alero del CBC Valladolid vive una temporada de adaptación. Sergio de la Fuente nos cuenta su facilidad para comer en abundancia y no engordar y él se encarga de certificarlo.


El mayor, que ejerce esa figura paternal, es Álex Reyes. De 24 años y nacido en Cáceres, el 8 del cuadro carmesí está viviendo una temporada de crecimiento y sus buenos partidos no están pasando desapercibidos ni para su afición ni para un Paco García que le está otorgando galones.


NoticiasCyL reúne a los dos hermanos para hablar de comida, de gustos, de su afición y de muchas cosas más en una entrevista en la que también charlamos, un poquito, de baloncesto.


Pregunta. ¿Quién es Álvaro Reyes y quién Alejandro Reyes? Como se definirían a ustedes mismos.


Álvaro Reyes. Soy una persona normal. Un jugador de baloncesto pero, a fin y al cabo, como el resto de las personas. Intento ser alegre, ver el lado positivo de las cosas para intentar aprender cada día algo nuevo. Soy un tío activo.


Álex Reyes. Yo también me considero una persona alegre, activa, sociable y responsable. Estudio psicología y me gusta tenerlo todo organizado. No me gusta estar en casa más de lo necesario. Todos los planes que haga con los amigos son bienvenidos ya sea para ir al cine, ver otros deportes como el fútbol, el balonmano, el rugby… Seguimos a los equipos de la ciudad y cuando podemos vamos a verlos.


Pregunta. ¿Cómo definiría Álvaro a Alejandro y Alejandro a Álvaro?


Álvaro Reyes. Álex es como ese hermano mayor que a la mínima que haces algo que no le gusta, te regaña. En los entrenamientos, cuando saco una sonrisilla, ya está llamándome la atención para que me comporte o cuando hago algo mal en dichos entrenamientos. Además es una persona con la que puedo contar para todo. Si tengo un problema dentro de la pista, fuera, en casa, con la novia o  los amigos sé que siempre va a estar ahí y me va a ayudar en todo lo posible. Es además una persona que baloncestísticamente siempre me ha echado una mano.


Álex Reyes. Coincido con Álvaro en que, a veces, me veo como esa figura más paternal de lo que debería. Es mi hermano pequeño, junto a otro que tenemos, y en la medida de lo posible voy a intentar ahorrarles todos los disgustos posibles. Guiarles en lo que pueda. A Álvaro le veo como una persona activa, alegre, que esta temporada ha crecido mucho, hablando de baloncesto, pero que como es un jugador joven tiene mucho que madurar y por hacer. Yo estuve en su lugar y al final se aprende de todo.



Pregunta. Cuáles son dentro y fuera de las canchas las virtudes y los defectos de uno y otro.


Álvaro Reyes. Álex, dentro de la cancha, es un tirador nato. He visto a pocas personas que tiren tan fluido, fácil y bonito como él. Es un hombre que cada día crece más. Lo está haciendo muy bien. Fuera de la pista, es muy responsable, organizado y gracioso. En casa lo pasamos bien, las comidas familiares son muy amenas (risas).


Álex Reyes. Dentro de la pista veo a Álvaro como un jugador que está creciendo mucho y muy rápido, al menos desde que compartimos equipo. Es exigente pero en ocasiones demasiado. Tiene que darse tiempo. Las cosas no pasan de un día a otro. Es además un luchador dentro de la pista. Fuera, como yo, gracioso, le gusta estar con sus amigos, responsable aunque tiene que mejorar en algún aspecto pero, en resumen, alegre y sociable.


Pregunta. Si les pregunto por el plato favorito del otro, ¿lo aciertan?


Álex Reyes. Te diría el kebab pero vamos a decir algo serio. (Piensa) Los filetes de ternera de mi madre es algo que le gustan mucho y a mí también.


Álvaro Reyes. Eso y, además, el arroz a la cubana de mi madre y la ensaladilla rusa de mi abuela. El de Álex (piensa… mucho), es que le gusta todo, pero lo que más es el pulpo a la gallega.


Pregunta. ¿Cómo se lleva eso de ser hermanos y jugar en el mismo equipo? Lo ven como algo bueno o como algo malo?


Álvaro Reyes. Fuera de la cancha somos hermanos pero dentro no hay amigos. Entrenando es uno más pero siempre está más pendiente de mí. Si hay algún detalle que puedo mejorar, me lo comenta para ayudarme. Fuera de la pista no solemos hablar de baloncesto.


Álex Reyes.


Pregunta. ¿Viven juntos? ¿Comparten muchos momentos juntos fuera de las pistas?


Álex Reyes. No vivimos juntos pero compartimos casi todos los momentos lejos de las pistas. Para desayunar, cuando vamos al cine, o a cenar después de los partidos. Tras los encuentros nos juntamos Sergio De la Fuente, Dani Astilleros, Seydou Aboubacar, Óscar Alvarado y nosotros dos y vamos todos juntos. Además, si tenemos comida familiar en Palencia, vamos y volvemos juntos.


Pregunta. ¿Cómo definirían Valladolid?


Álex Reyes. Para mí es la ciudad perfecta. Tiene un tamaño perfecto porque es grande pero no excesivamente. Una ciudad en la que tienes de todo para no aburrirte, tanto centros comerciales como cines, deportes…  Lo peor es que es una ciudad muy fría. El frío aquí es horrible. Quitando esto, es la ciudad perfecta.


Álvaro Reyes. A mí es una ciudad que me gusta mucho por la comodidad que tiene. Nosotros vivimos cerca del pabellón pero para ir al cine, a comer… al final en cinco minutos coges el coche y te plantas en cualquier lado. Siempre hay opción de hacer algo y la gente es bastante acogedora. A mí me han acogido muy bien y lo agradezco.


P. ¿Y sus padres como llevan eso de que estéis en el mismo equipo? Para ellos mejor, ¿no? Así se ahorran un viaje.


Álex Reyes. Nuestro padre trabaja con frecuencia entre ciudades y muchos días pasa por aquí a saludarnos. A los partidos, nuestro padre viene a casi todos y mi madre a los que no le coincide con el trabajo. Siempre que pueden, vienen. Al final es media hora de ir y media de volver desde Palencia. Que estemos aquí los dos juntos les gusta.


Álvaro Reyes. Les da ese punto de seguridad. Si pasa algo saben que vivimos a dos minutos el uno del otro y eso les da bastante calma.


Álvaro Reyes.


P. Álex, ha pasado de promediar 5,6 puntos, 2,6 rebotes y 5,2 de valoración en 17 minutos la temporada pasada a 9,9, 3,6 rebotes y 10 de valoración en 22 este año. Gran mejoría…


Álex Reyes. Sí, me lo propuse en verano. No meter más puntos pero sí ser un jugador más fiable y consistente. Siempre le ha dado demasiadas vueltas a las cosas. La cabeza se movía demasiado y este año estoy más tranquilo y seguro jugando. En el plano individual estoy bastante contento.


P. Parece que Paco García le está dando más minutos aunque la competencia este año es más dura aún que el pasado…


Álex Reyes. Al final unos jugadores, dependiendo del partido, juegan más y otros menos. Siempre que salgo a pista intento aprovechar al máximo los minutos que me dan. Ahora está yendo bien la cosa y en los finales de partido estoy en la pista, que son los minutos importantes. Entrenamos mucho y que se vea reflejado en la pista todo el esfuerzo es una satisfacción.


P. Álvaro, en cambio, poquitos minutos.


Álvaro Reyes. Yo estoy muy contento aquí aunque me gustaría jugar más. Paco y el club me están ayudando y están demostrando que tienen confianza en mí. Intento mejorar cada día todo lo que puedo, aprender algo nuevo y, cuando Paco me dice que salga, lo hago. Hay una competencia muy fuerte y los objetivos del equipo son estar lo más arriba posible entonces entiendo que este sea un año de adaptación, de aprender, y estoy muy contento.


P. Es duro, supongo, el hecho de estar en el banquillo y no poder disputar minutos. ¿Cómo lo ve?


Álvaro Reyes. Cuesta porque yo soy una persona impaciente. Por norma general lo llevo bien aunque hay momentos en los que sí que te apetece jugar algún minutillo. Al final es eso, paciencia. Estoy muy contento y cuando llegue mi momento llegará.


P. ¿Cómo definirían a Paco García?


Álex Reyes. Una persona muy autoexigente y a la vez que se exige a sí mismo lo hace también con sus jugadores. Es un entrenador que tiene las ideas clarísimas y que le gusta ganar más que a nadie. Dentro de la pista es duro, un entrenador que te busca las cosquillas, te exige y te exprime al máximo pero que cuando vas en la dirección que él quiere y trabajas como él quiere, te lo da todo. Al final, los jugadores y el cuerpo técnico somos como sus hijos y él protege a todos de una manera exagerada. Es un entrenador que todo jugador quisiera tener.


Álvaro Reyes. A mí lo que más me llama la atención de Paco es la pasión que tiene por el baloncesto y la pasión que intenta trasmitirnos a todos. Además es un entrenador honesto. Si te tiene que decir algo te lo dice a la cara. Y un técnico con el que se puede contar para todo, también fuera de la pista.


P. ¿Cómo ven al equipo? Creen que este año sí que se puede abordar el ascenso a pesar de este bajoncillo…


Álex Reyes. Para el ascenso, al final, hay dos equipos muy fuertes como Sevilla y Bilbao pero la Liga es muy larga y puede pasar cualquier cosa. Tenemos que mejorar en los momentos apretados dejando de lado egoísmos y errores en defensa. Paco dice que somos un equipo que cuando defendemos mal, atacamos mal. Es pronto, en casa estamos ganando, y creo que trabajando como lo hacemos todas las semanas, el equipo va a acabar funcionando y la posición en la que acabaremos será mejor de la que estamos ahora.


Álvaro Reyes. Se está trabajando muy bien y, al final, acabaremos arriba.



P. ¿La unión dentro del vestuario es tan fuerte como se ve desde fuera?


Álex Reyes. Hay una muy buena relación entre todos los jugadores. Afortunadamente en el club se da importancia a fichar jugadores que sean buenos jugadores y buenas personas y eso se refleja en los entrenamientos y en la pista. Se nota la complicidad, hacemos planes juntos y reforzamos esa unión del equipo.


P. ¿Cómo viven el calor de Pisuerga y sus aficionados?


Álvaro Reyes. A mí es un pabellón que siempre me ha encantado porque intimida al rival cuando la gente aprieta. Ver a la gente apretando te ayuda y se nota  cuando lo necesitas. A mí es un ambiente que me encanta.


P. Un objetivo que se marca Álex y Álvaro a título personal a corto plazo.


Álvaro Reyes. Dentro de la pista, vengo de estar dos años sin jugar mucho en Estados Unidos por lo que mi objetivo personal es la adaptación este año. Cuando me exijo mucho me como la cabeza y sufro. Quiero entender el estilo y la rapidez de juego que hay aquí y seguir mejorando. Fuera de la pista, me he sacado un título para dar clases de inglés y estoy moviendo hilos para empezar a impartirlas. Creo que me va a venir bien para empezar a tener más responsabilidad y organización de cara al futuro.


Álex Reyes. Dentro de la pista me gustaría decirte que meter 25 puntos todos los días (risas) pero más que nada mi objetivo es encontrar la estabilidad y constancia con la cabeza fría. Fuera de la pista, mantener las amistades, aprobar todas las asignaturas de este año de psicología y que todo siga igual.


P. Un deseo de cara a ese 2019.


Álex Reyes. Salud y que las lesiones respeten y estén alejadas.


Álvaro Reyes. Salud para mí y para mis seres queridos y un poco de alegría.