La otra Nochebuena: Comedor de los Pobres y personas sin techo

La otra Nochebuena: Comedor de los Pobres y personas sin techo

|

No todo el mundo puede disfrutar de la Nochebuena entre familia y amigos al calor de una cena compuesta por múltiples platos, a cada cual más repleto de alimentos. Pero eso no es óbice para que también puedan disfrutar de una noche especial con un menú navideño. De eso se encarga el Comedor de los Pobres de Salamanca, que como todos los años se vuelca con los más necesitados en una labor encomiable.


Así, además del reparto de alimentos para medio millar de familias y regalos para los niños, este lunes 24 de diciembre tendrá lugar la tradicional cena con todas las personas sin hogar o que en este día se encuentran solas en el comedor. Será a partir de las 20.00 horas en el paseo de la Estación 73. El menú está compuesto por una selección de embutidos ibéricos, langostinos dos salsas, aguacates con gambas y salsa rosa, crema de marisco, lenguado con langostinos o solomillo ibérico al ajillo, tarta, café y dulces navideños.


Amigos del Silencio es una asociación que nace, a finales del año 1994, con un objetivo claro y definido, acoger y buscar a los más pobres. Casi un cuarto de siglo entendiendo por comer todo aquello que sea necesario para hacer personas dignas y felices, una misión donde caben niños, jóvenes, familias, ancianos, sin techo… Una labor iniciada por la fundadora Queti Luciano que cuenta con un equipo multidisciplinar de trabajo y voluntarios.


“Una comida que además de cubrir las necesidades básicas de la alimentación nos permite conocer la vida de las personas que por aquí pasan descubriendo aquellas necesidades que son más fuertes que la alimenticia como son: afectividad, relación, vida laboral, legalidad…”, explican desde el Comedor de los Pobres.


Todo ello con un sentir común, “mantenernos unidos, crear fraternidad, abrir nuestra mesa y sentarnos con igualdad”. Con un objetivo, “crecer en misericordia, acoger, ayudar, buscar al que sufre extendiendo nuestros brazos y nuestro corazón”. Y con un propósito, “escuchar, estar atentos a las necesidades que no siempre son materiales, cada uno desde nuestro trabajo, estar cercanos y disponibles para todas las personas”.


Porque el Comedor de los Pobres “es una casa abierta donde los más frágiles llaman a la puerta y reciben su ayuda”. Una puerta abierta para familias o personas que atraviesan una situación de necesidad provocada por la falta o disminución de empleo, no siendo tampoco beneficiarios de otro tipo de presentación económica o con prestaciones mínimas. También familias en una situación laboral precaria, donde la suma de los salarios no alcance una cantidad económica que les permita afrontar con dignidad los gastos básicos, o con una situación sociosanitaria con antecedentes determinados por los equipos de salud o con adicciones pudiendo estar participando en programas de rehabilitación.


https://www.noticiascyl.com/salamanca/local-salamanca/2018/11/20/aumenta-la-asistencia-solidaria-a-personas-sin-hogar/


https://www.noticiascyl.com/salamanca/sociedad-salamanca/2018/11/25/es-posible-acabar-con-el-sinhogarismo/