Un mundo donde las mujeres puedan salir a correr sin miedo

Un mundo donde las mujeres puedan salir a correr sin miedo

|

Más de un centenar de personas han quedado para correr hoy del parque de La Marina hasta la Plaza Mayor, para reivindicar "una sociedad en la que las mujeres puedan salir a correr solas, sin miedo a ser atacadas, o asesinadas".


A la convocatoria acudían multitud de personas, ataviadas con camisetas con la fotografía de la tabaresa Leticia Rosino. Entre ellas destacaban varios familiares de la joven, su madre, tía, su novio y algunos de sus amigos, que acudían al lugar para sumarse a esta iniciativa. Cabe recordar que Leticia fue brutalmente atacada por un menor, vecino de Castrogonzalo, mientras salía a correr por un camino rural de esta localidad.


La carrera se ha desarrollado desde el parque de La Marina, a lo largo de Santa Clara, para culminar en la Plaza Mayor, donde los asistentes se han concentrado en corro para guardar un minuto de silencio y realizar un sonoro aplauso, en recuerdo de las dos jovenes zamoranos, Laura y Leticia, asesinadas recientemente.


En el círculo realizado en este lugar una amiga de la madre de Leticia Rosino ha entonado unas palabras de protesta, para reivindicar por el derecho de las mujeres a salir a hacer deporte "cuando quieran, sin tener miedo a ser asesinadas". Además ha mostrado el dolor generalizado porque "degenerados como los que acabaron con la vida de Leticia y Laura, campen a sus anchas por esta sociedad civilizada".


Finalmente tomaba la palabra la suegra de Leticia, que tenía un momento de apoyo con los familiares presentes de Laura Luelmo, y también utilizaba este escenario para reclamar "la libertad real de las mujeres para hacer y andar por donde quieran sin el temor a ser atacadas" como le ha sucedido a las jóvenes zamoranas.