Avenida planta cara al invicto Kursk y cae con honores

Avenida planta cara al invicto Kursk y cae con honores

|

Perfumerías Avenida cayó derrotado en Würzburg frente al Dynamo Kursk en partido correspondiente a la Euroliga Femenina (56-58). Las chicas de Lino López dieron la cara durante todo el duelo y mantuvieron viva la llama de la esperanza hasta el último ataque. Una bandeja marrada por una colosal Silvia condenó a las locales que fueron capaces de brillar junto a la constelación visitante de estrellas. Kursk no tuvo su mejor noche, pero Breanna Steewart, la jugadora con más talento del planeta, sacó a relucir su paleta de recursos y pintó un cuadro en el último cuarto. Anotó, por dentro y por fuera, defendió y decidió un partido que ella mereció más que nadie. Sensacional.


Los cierto es que el choque entre el favorito final al título y el anfitrión de una de las pistas más temibles de Europa había comenzado con paupérrimo acierto por ambos bandos. En el segundo minuto de partido, la serbia Petrovic anotó la primera canasta para Dynamo de Kursk. Avenida no fue capaz de empatar el partido con dos tiros libres de Elonu hasta el minuto cuatro. Una sequía en ataque poco halagüeña para el devenir del duelo. Después, Avenida trató de correr y Eldebrink logró la primera ventaja para las azulonas con su primer triple. Tras un intercambio de canastas, el conjunto perfumero se fue por cinco puntos con un bingo desde el arco de Robinson. Al final del primer cuarto, las charras lograron marcharse por delante gracias a la aportación de Elonu que estaba plantando cara a Stewart (16-15).


La vuelta al partido trajo nuevos puntos para Kursk y un enfado monumental de Lino López que protestó vehementemente una decisión de los árbitros y se llevó una técnica. Entonces, emergieron Silvia y Givens para devolver la ventaja al equipo, pero Stewart y Petrovic tenían otros planes. Las visitantes tomaron una ventaja de siete puntos gracias al acierto de ambas y a la buena dirección de la española Anna Cruz. Avenida estaba echando de menos la aportación interior de Erika Da Souza, poco acertada en la pintura. La grada sabía que el momento de partido era crucial, al filo del descanso, y se metió de lleno para demostrar al equipo que no estaba solo. Un triple de Adaora Elonu, siempre dispuesta, dejó la desventaja en tan solo cuatro puntos. Había partido, tal y como quería Lino López (26-30).


Lo primero que sucedió en el tercer acto fue una canasta de Prints que alejó a la rusas, pero lo siguiente fue un doble triple de Eldebrink que empató el partido y llevó el delirio a las gradas de Würzburg. Fundamental la sueca. El partido entró en un intercambio en el que Avenida estaba sabiendo responder. Xargay, para las rusas, Robinson asistida por Silvia, para las charras. Gran momento de la pívot americana que poco después puso a su equipo por delante anotando tras rebote ofensivo y en el otro aro colocó un tapón estratosférico. De nuevo Silvia, desde el triple puso cinco puntos por delante. La máxima. Pero quién si no, Breanna Stewart, hizo aparición en el partido para anotar de nuevo sobre la bocina del reloj de posesión y poner a su equipo a un solo punto en el intercambio de cuartos. El peligro de la jugadora americana era constante (41-40).


Con las espadas en todo lo alto comenzó el último acto. Vidmer consiguió un dos más uno y devolvió el liderazgo a las rusas. Después, una gran defensa de Avenida hizo que se tragaran la bola y Laura Gil empató el partido. De nuevo Stewart, con recursos inagotables, sacó una personal sobre la bocina de la posesión y sumó para su equipo justo antes de anotar un triple descomunal. Kursk llevaba la mano ganadora. Con seis abajo, Lino paró el partido y Laura anotó a la vuelta. Robinson y Elonu devolvieron el equilibrio al marcador. Eldebrink volvió a responder a los puntos de Stewart y colocó el más uno. Pero el equipo ruso sabe bien de qué va esto y lograron encontrar a Petrivoc sola después de una gran circulación de balón con pase extra. Silvia apreció para empatar, pero el destino estaba en las manos de Breanna Stewart. La alero americana penetró y dejó una bandeja que iba a valer el partido. Silvia falló en el último ataque y el duelo languideció sin remedio (56-58).