El rival: un Leganés recuperado y sin miedo

El rival: un Leganés recuperado y sin miedo

|

El CD Leganés visita el José Zorrilla este sábado en el que es un duelo directo por la salvación, con dos equipos recién ascendidos y con tres puntos importantísimos en juego. Los pepineros, victoriosos en el último encuentro de Liga, arriban al estadio blanquivioleta fuera de los puestos de descenso, en un buen momento de juego y de moral, y sin miedo a la mala racha lejos de su estadio.


Situados en la primera posición fuera del descenso, los chicos de Pellegrino acumulan 13 puntos en su casillero, de los cuales 11 han sido sumados como local. O lo que es lo mismo, tan solo dos puntos cuando han actuado como visitantes, lo que les convierte en el peor equipo de Primera División en este registro.


Un esquema definido


La buena dinámica que ha llevado al Leganés a salir del descenso ha llegado gracias a la insistencia de Pellegrino en el esquema 5-3-2 (ó 3-5-2 en ataque), totalmente consolidado en las filas pepineras. Tres centrales que cubren la parcela defensiva y permiten que los dos carrileros vuelen por toda la banda; dos centrocampistas muy definidos, con un tercero ejerciendo de mediapunta y dos delanteros arriba, para crear juego, buscar las contras y crear mucho peligro al rival.


La nota negativa están siendo las lesiones. El ‘Pichu’ Cuéllar cayó lesionado en Girona, debutando el joven Lunin –ambos sonaron para el Real Valladolid en verano– en el último partido; si bien tuvo una buena actuación, Cuéllar podría regresar a la portería, aunque será duda hasta el último momento. Recio, asentado en la medular, también será baja para este partido, teniendo Pellegrino que buscar un acompañante para Rubén Pérez.


Foto: LaLiga


Los que son seguros son el trío de centrales, consolidados todos ellos en el eje de la zaga. Tarín, Siovas y el nigeriano Omeruo conforman una sólida defensa, acompañada por Nyom en el carril derecho y Silva en el izquierdo. La mejoría atrás es evidente, habiendo recibido tan solo cuatro goles en los últimos cinco partidos.


En el centro del campo, el técnico argentino había consolidado la pareja Rubén Pérez – Recio, pero la lesión de este último ya le obligó a situar a Mikel Vesga como recambio en la victoria ante el Alavés. El tercer hombre ha sido Óscar Rodríguez, ejerciendo con más libertad que sus compañeros en el centro, para buscar a los delanteros Carrillo y En-Nesyri, que jugaron juntos por primera vez hace una semana, dejando muy buenas sensaciones.


Futbolistas como Gumbau, El Zhar o Eraso se convierten en las primeras opciones para entrar en el once o bien desde el banquillo, muy mermado por las lesiones del ya mencionado Recio, Michel Santos, Rolán o Szymanowski. Eso sí, podría volver Jose Arnáiz.