PP y PSOE, enzarzados en juicios en San Pedro de Rozados

PP y PSOE, enzarzados en juicios en San Pedro de Rozados

|

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, TSJCyL, ha emitido una sentencia en la que condena al alcalde del PP en el municipio salmantino de San Pedro de Rozados, Lucio Rodríguez, por violar y vulnerar derechos fundamentales reconocidos por la Constitución española.


La sentencia del Tribunal confirma que el alcalde popular Lucio Rodríguez infringió un derecho fundamental reconocido por la Constitución al expulsar al portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de San Pedro de Rozados, Rubén Sanz, de un Pleno Extraordinario celebrado en el Ayuntamiento de ese municipio el pasado mes de junio, impidiéndole participar y tomar parte en el mismo, al que había sido convocado, y privándole de sus derechos constitucionales inherentes a su condición de elegido por los electores, evitando o prohibiendo que pudiera defender los derechos de los vecinos que son, en definitiva, a los que representaba.


La sentencia declara nula dicha expulsión, por vulnerar y violar un derecho fundamental reconocido en la Constitución Española en su artículo 23, además de condenar al alcalde del PP a retroceder en sus actuaciones a fin de que el concejal del PSOE, Rubén Sanz, pueda participar en la sesión del Pleno del que fue expulsado y, argumentar, deliberar y votar en relación a los puntos del orden del día que estuvieran establecidos.


El fallo de la Justicia añade y condena también al Ayuntamiento de San Pedro de Rozados al pago de las costas judiciales al haber sido desestimadas sus pretensiones impugnatorias, sin que se aprecie que concurra ninguna circunstancia que, en esta materia, aconseje adoptar otra resolución. Por tanto, una vez más, la actitud caciquil y empecinada del alcalde popular, Lucio Rodríguez, obcecado en imponer sus intereses partidistas a los comportamientos democráticos que deben presidir cualquier actuación de un primer edil en el ejercicio de su cargo público, va a suponer un despilfarro de dinero público, que saldrá de las arcas municipales y por tanto del bolsillo de todos los vecinos, en vez de destinarse a cubrir las muchas necesidades que el pueblo hay por culpa de su nefasta gestión.


Esta sentencia del Tribunal confirma la que ya emitió el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Salamanca, y falla contra el alcalde del PP, Lucio Rodríguez, condenándolo por segunda vez al desestimar el recurso presentado por el primer edil popular contra la sentencia condenatoria en primera instancia y que ya corregía el atropello cometido contra el concejal del PSOE en el Consistorio de San Pedro de Rozados.


Respuesta del Partido Popular


Sin embargo el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de San Pedro de Rozados ha emitido un comunicado en el que aclara que “en el pleno al que hace referencia la sentencia, lo que se estaba tratando era la aprobación definitiva de la ordenanza en la que se fijaba la ubicación general de los contenedores de recogida de residuos en el casco urbano”.


Además, niega que el concejal actuase en defensa de los intereses generales de los vecinos. “Lo que pretendía que se le retirasen unos contenedores situados cerca de la vivienda en la que pasa temporadas y se colocasen delante de la propiedad de otra persona. Es decir, que lo que defendía era un interés muy, muy personal. Y los contenedores llevan muchos años en el mismo sitio, más que él en el pueblo”


En el comunicado, los populares insisten en que “tan personal era el interés del concejal que tenía interpuesto un contencioso en contra de la ubicación de los contenedores. Y esta Alcaldía consideró que no se puede ser juez y parte y votar como concejal algo que, como particular, has impugnado”.


Por todo ello, el equipo de Gobierno anuncia que se celebrará otro pleno para votar la ordenanza. “Y ya para terminar, muy mal no lo debe de estar haciendo el alcalde cuando el pueblo lleva votándole legislatura tras legislatura desde hace 24 años”, concluye.