Combate nulo en Las Pistas entre Unionistas y Salamanca UDS

Combate nulo en Las Pistas entre Unionistas y Salamanca UDS

|

Unionistas de Salamanca y Salamanca CF UDS empataron gracias a los goles de Unai y Moussa (1-1). Ambiente de gala en Las Pistas para presenciar el tercer capítulo de los derbis charros, el primero de la categoría de bronce, la Segunda División B. Vital para las aspiraciones de uno y otro en el Grupo I. Una cita con fervor en la grada y pasión efervescente en el campo. No pareció así en el banquillo, al menos por el planteamiento de ambos entrenadores, que salieron buscando, por un lado, no arriesgar, y por otro, desconcertar a su rival. Aguirre salió sin nueve, con Carlos de la Nava como hombre más adelantado, y Calderón reservó a Owusu, Amaro y Fer Ruiz.


Salió Unionistas con el ímpetu que le otorgaba su condición de anfitrión. La primera aproximación fue de Javi Navas por la banda derecha con un centro-chut que no inquietó Sotres en demasía. Después, el Salamanca invirtió la tendencia y consiguió a base de empuje colgar varios balones al área de Molina y forzar dos saques de esquina. A balón parado llegó la primera del partido al paso por el 16' a través de un libre directo botado por Ribelles a las manos Sotres. Dos minutos más tarde, Sergio Molina mandó alto otro remate lejano.


Llegaron entonces los mejores minutos del Salamanca con Manu Molina creciendo entre líneas y complicando el entramado defensivo de Aguirre. Insuficiente, eso sí, para adelantarse en el marcador. Antes del intermedio, de nuevo el equipo blanquinegro retomó sensaciones. Ribelles probó a Sotres desde lejos, pero no encontró portería. Pasada la media hora, fue Tyson quien la puso desde la derecha y Albisua despejó hacia atrás con peligro para su propia meta. En el córner, volea muy peligrosa de Sergio Molina que despejó Admonio con la cabeza.



El delirio llegó justo antes del descanso, en el 45', era la última acción de la primera parte. Contra que descargó De la Nava de espaldas para Adrián Llano, condujo el interior por el carril del ocho para abrir a la banda donde Javi Navas puso un centro envenenado. En la corta, De la Nava, que había acompañado la acción, prolongó de tacón hacia el segundo palo, donde Unai remató a la red sin oposición. Castigaba así el conjunto blanquinegro un flojo balance defensivo de los hoy granates. Éxtasis en la grada local y silencio absoluto en la curva visitante. Con el gol de ventaja para Unionistas se llegó al descanso.


La reacción de Calderón no se hizo esperar. Regresó a la segunda parte con Amaro sobre el campo y Antonis en la ducha. Lo notó el Salamanca de forma instantánea. El volante charro tomó la manija del juego de su equipo y canalizó las opciones de ataque. De ello se aprovechó Manu Molina que probó los guantes de su 'tocayo' tras una dejada de espaldas que impactó con violencia. Después, Pablo González volvió a certificar la seguridad del meta local con un cabezazo junto al larguero. El partido entraba en un tramo diferente y Calderón quiso aprovechar la ola dando entrada a Moussa en punta y retirando a Tyson. Toda una declaración de intenciones.



Lo cierto es que la referencia de un delantero puro le vino bien al Salamanca. Alejó a Manu Molina de los centrales y le permitió empastar con Amaro en la zona donde quema la bola. Por ahí llegó la igualada en el minuto 65. Pablo González condujo vertical hacia la frontal donde recibió Manu Molina y filtró de primera un pase letal para Moussa, que entró habilitado como sierra en barra de pan y acomodó el cuero con el interior junto al palo izquierdo. El partido experimentó entonces una nueva vuelta de tuerca en lo que a tensión se refiere. Manu Molina vio la tarjeta por enredarse en la celebración mandado callar a la parroquia. Sobraba.


La respuesta de Aguirre fue retirar a un desdibujado Carlos de la Nava, muy aislado en una posición antinatural, y meter a un nueve puro como Diego Hernández. El equipo se sacudió la presión visitante y pudo llegar con cierto peligro a los dominios de Sotres. Al paso por el 72', los aficionados pidieron penalti por agarrón de Armando a Diego. Lo pareció. Por eso, Calderón revolucionó aún más el equipo metiendo a Owusu y retirando al otro lateral, Víctor Mena. Reestructuró con defensa de tres, Amaro por delante de la zaga ejerciendo de pivote y, a partir de ahí, cuantos jugadores de ataque tenía. A por todas.


Para los últimos minutos, Aguirre introdujo otro punta como Manjón y quitó a un mediocentro como Adrián Llano. La grada comenzó a jugar su papel porque quedaban tan solo diez minutos para el final. La última modificación del encuentro fue Jorge Hernández que entró por un agotado Javi Navas. Trabajador el leonés, pero poco acertado en los metros finales. Los últimos minutos transcurrieron con más tensión que fútbol. El partido estaba abocado a terminar como empezó, con los dos equipos apostando más con el miedo a perder que con las ganas de ganar. Al filo del noventa, Diego Hernández se giró en la frontal y remató cruzado. El balón salió flojo, muy desviado, languideciendo como lo hizo el duelo hasta morir en merecidas tablas. Nada más.



https://www.noticiascyl.com/salamanca/deportes-salamanca/2018/11/25/unionistas-salamanca-uds-en-directo/


https://www.noticiascyl.com/salamanca/deportes-salamanca/2018/11/25/galeria-fotografica-ambiente-en-el-derbi-unionistas-salamanca-uds/


https://www.noticiascyl.com/salamanca/deportes-salamanca/2018/11/25/video-asi-vivieron-las-aficiones-el-derbi-unionistas-salamanca-uds/