Un viaje en el tiempo para una visita atemporal a Medina

Un viaje en el tiempo para una visita atemporal a Medina

|

La historia ha dejado una importante huella en Medina del Campo que permite al turista sumergirse en un viaje en el tiempo para disfrutar de una visita atemporal. Del siglo XV al XXI en apenas un paseo por un casco histórico envidiable, "que invitamos a descubrir e imaginar lo que recordarían los personajes históricos ilustres", ha explicado el concejal de Turismo, José María Magro, en la presentación de la oferta turística de Medina en la Feria de Turismo de Interior (Intur).


El viaje por Medina lleva a enclaves como su Plaza Mayor, "donde se soltaban los toros para que los mozos pudieran lidiarles; donde se puede contemplar la torre de la Colegiata y escuchar el repique del címbalo todos los días a las nueve menos cuarto de la mañana", ha precisado Magro.


El paseo por Medina hace parada obligada en el Auditorio, "sede de las principales semanas culturales como son la de Cine y de la Música", ha puntualizado el concejal de Turismo, que ha imaginado que "si Teresa de Jesús echara la mirada hacia atrás se acordaría de aquella noche del 14 de agosto de 1567 cuando al llegar a Medina se topó con los toros que se corrían al día siguiente y fue aquí, en el antiguo monasterio de Santa Ana donde cambió el destino de la orden carmelita".


Si la visita a Medina es en 2019, el recorrido debe tener parada en la efeméride del 400 aniversario de la construción del Hospital Simón Ruiz, actualmente en rehabilitación.


Otra ilustre mujer muy vinculada a Medina es Isabel la Católica, "porque en la villa fue donde hizo su testamento y murió y testigo de su paso fueron emblemáticas construcciones como el Castillo de la Mota o las Reales Carnicerías".


El viaje a Medina también permite descubrir sus tradiciones más significativas, como la Semana Santa, "donde se escucha el silencio", o sus numerosas ferias a lo largo de todo el año. "Por eso invitamos al visitante a descubrir Medina, la villa de los mil planes", ha concluido José María Magro.