¿Cobra Mañueco dedicación exclusiva como alcalde mientras es ya candidato autonómico?

¿Cobra Mañueco dedicación exclusiva como alcalde mientras es ya candidato autonómico?

|

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca llevará una petición en forma de pregunta a los diferentes órganos de gobierno municipal para que el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, aclare y explique si sigue cobrando como alcalde en exclusiva, “sueldo que pagan todos los ciudadanos de Salamanca, a pesar de estar dedicado, prácticamente en cuerpo y alma, a ejercer como candidato del PP a la presidencia de la Junta”.


Explica el PSOE que “el señor Fernández Mañueco lleva mucho tiempo desaparecido, y ausente, de las obligaciones que impone su cargo de alcalde, y su sueldo, 64.979,82 euros en el año 2017 que le exige cumplir de forma exclusiva, y más preocupado y ocupado en reuniones de partido y actos políticos y de campaña que, en su gran mayoría son fuera de la ciudad, mientras los problemas de la capital salmantina siguen aumentado sin visos de solución y Salamanca agoniza y sigue languideciendo”.


Por eso, el Grupo Socialista considera que “es inaceptable que el señor Mañueco siga jugando con la ciudad de Salamanca y con los salmantinos, con una ciudad y unos ciudadanos que le pagan para que se dedique en exclusividad a ella, y que nunca ha cumplido puesto que al cargo de primer edil suma su sillón como Procurador en las Cortes de Castilla y León que le supone otra nómina de dinero público por la que ingresa 25.331,92 euros”.


Desde el Grupo Socialista se le pide al alcalde que “deje de pensar en sus intereses personales y partidistas haciendo campaña para la presidencia de la Junta de Castilla y León y se centre en Salamanca, algo que no ha hecho en los últimos años, y que se ha acentuado en los últimos meses”.


Y es por todo esto por lo que los socialistas exigen al alcalde “que deje de utilizar a Salamanca y a los salmantinos como un trampolín político, regateando y obviando los problemas de la ciudad, incumpliendo promesas y compromisos, y sin ser capaz de sacar adelante los proyectos y las inversiones que año tras año él mismo aprueba, ni de afrontar los retos de la ciudad tanto de presente como de futuro”.