Victoria de raza de un Guijuelo que es un serio bloque

Victoria de raza de un Guijuelo que es un serio bloque

|

El Club Deportivo Guijuelo ha ganado 1-0 este domingo en el Municipal al Atlético de Madrid B un partido marcado por las lesiones en el conjunto verdiblanco. Hasta siete ausencias por las lesiones de Razvan, Jonathan Martín, Ayala, Fuster, James y Ayub, además de la sanción a Raúl Ruiz. Además, Jesús Muñoz acaba de salir de una larga lesión y todavía estaba con la incertidumbre de cómo respondería tras varios días de entrenamiento. Por este motivo, para completar la convocatoria, el entrenador contó con los canteranos Fran Sánchez y Jonathan, además de tener en el banquillo a los tocados Jonathan Martín y Ayala.


El Guijuelo comenzó con Felipe Ramos, Carlos Rubén, Jesús Muñoz, Iván, Juanra, Luque, Manu, Javi Borrego, Pallarés, Nacho Pérez y Carmona. En el banquillo esperaban Amador, Ayala, Fran Sánchez, Jonathan Simón y Jonathan. Por su parte, el Atlético B salió de inicio con Óscar Fernández: Valens, Carlos Isaac, Tachi, Montero, Samu, Cristian, Óscar, Joaquín, Rubén Fernández, Darío Poveda y Borja Garcés. En el banquillo esperaban San Román, Solano, Mikel Carro, Toni Moya, Manny, Óscar Pinchi y Víctor Ruiz.


Los primeros minutos del partido transcurrieron igualados, sin dominio parte de ningún equipo, y sin ocasiones claras. Al cuarto de hora una volea colchonera se fue por encima del larguero de Felipe, pero sin más.


Poco a poco el Guijuelo quiso hacerse con el control del juego comenzando desde atrás, pero costaba mucho llegar al área rival. No fue hasta el minuto 36 cuando Nacho Pérez lo intentó desde la frontal del área y después una buena combinación entre Javi Borrego y Carmona llevó el peligro. Pero los jugadores rojiblancos son el filial del Atlético por algo y la bastó un zarpazo de Darío para casi ponerse por delante. Al descanso, empate a cero.


En la reanudación siguió la tónica de la primera parte, con dos equipos proponiendo un juego de toque. Avisó el Atlético B con un disparo lejano, pero fue el Guijuelo quien acertó en el minuto 51. Balón colgado desde la banda derecha con rosca interior y derribo claro. Penalti que transformó Luque a la escuadra para adelantar al Guijuelo. Y a punto estuvo poco después Pallarés de marcar el segundo con una fuerte volea.


El equipo colchonero tuvo que cambiar a Toni Moya por Darío y a los pocos minutos salió Many por Rubén Pérez. Mejoró en ataque el rival y Borja tuvo el empate. Llegaba con más claridad a la portería de Felipe Ramos, pero el míster verdiblanco poco podía hacer con lo que tenía en el banquillo, con dos defensas tocados y dos canteranos. Esa falta de refresco empezaba a hacer mella en el Guijuelo. Pinchi salía por Monti para quemar las naves colchoneras.


Pero fue un esfuerzo baldío. Tachi era expulsado en el minuto 78 tras derribar a Luque cuando se iba sólo para marcar el segundo gol. Con superioridad numérica, el Guijuelo controló el juego y tuvo sus ocasiones para matar el partido, sobre todo en una cabalgada de Nacho que no encontró rematador en Pallarés ni Manu Dimas.


Quiso cerrar la defensa el míster del Guijuelo dando entrada a Ayala en el descuento, en el que Borja marcó el empate, pero fue anulado porque el balón había salido ante del centro por la línea de fondo. Victoria muy importante pese a la gran cantidad de bajas de jugadores a priori titulares. A priori, porque el Guijuelo esta temporada es un gran bloque donde todos suman y así se refleja en la clasificación, optando a la promoción de ascenso.