La fe del Salamanca UDS empata la calidad del Castilla

La fe del Salamanca UDS empata la calidad del Castilla

|

El Salamanca UDS ha empatado 3-3 este domingo en el estadio Helmántico contra el Real Madrid Castilla en un partido en el que el filial merengue impuso su calidad individual. Los blanquinegros refrendaron su mejoría en el juego, como se demostró ante el Atlético de Madrid B y Las Palmas Atlético, pero el marcador no volvió a acompañar.


Enfrente no estaba Vinicius, convocado con Brasil sub20, pero sí el salmantino Sergio López, que regresaba a casa después de haberse formado en las categorías inferiores de la UDS. En los charros debutó Víctor Mena, lateral izquierdo cedido por el Córdoba. También regresaba a la convocatoria Manu Molina tras cumplir una sanción. En cambio, eran baja los lesionados Galván, Sotres e Indiano, y Sergio Molina por sanción.


El Salamanca UDS comenzó con Alcolea, Tyson, Mena, Toño, Armando, Amaro, Owusu, José García, Calero, Manu Molina y Pablo González. En el banquillo esperaban Chuchi, Carvalho, Antonis, Moussa, Héctor, Júnior y Fer Ruiz. Por su parte, el Real Madrid Castilla salió con Luca, Sergio López, Fran García, De la Fuente, Manu, Juame, De Frutos, Fidalgo, Cristo, Seoane y Fancho. En el banquillo esperaban Zabarte, Belman, Martín, Dani Fernández, Saúl, Alberto y Dani Gómez.


El partido comenzó con un Salamanca muy activo en ataque. A los dos minutos Owusu falló en un control que le hubiera dejado solo ante Luca Zidane y dos minutos después a una buena combinación entre Calero y Pablo González sólo le faltó el último pase letal. Pero los jugadores merengues, hoy de rojo, son el filial del Real Madrid por algo. En el minuto 11 Mena fallaba un control y el pase de la muerte era aprovechado por De Frutos para batir a Alcolea en el área pequeña.


Una vez más, y ya son muchas esta temporada, un fallo individual minaba el buen juego colectivo. En esta ocasión, de un recién llegado, para más inri. Pero pese al jarro de agua frío, el equipo charro no se vino abajo y siguió con su idea de juego. Amaro tomaba la manija del equipo y buscaba a Owusu, muy activo, buscando los desmarques por cualquier hueco. En el minuto 24 lo encontró entre los dos centrales para empujar un disparo desde la esquina derecha del área grande por parte de Calero, uno de los destacados con sus internadas por la banda diestra. Empate que hacía justicia en el marcador, porque el Salamanca incluso merecía ir ganando.


Siguió el Salamanca dominando el juego, hoy con la lección bien aprendida, sabiendo que no debía permitir mover el balón al Castilla, presionando mucho todas las líneas y, en esa recuperación rápida, ser generoso en los apoyos para no dejar pensar al rival. Así, José García casi marcó el segundo en el 39, pero el balón se estrelló en el palo, y Owusu la tuvo antes del descanso, pero su disparo se marchó alto.



En la reanudación, el Salamanca UDS siguió con su idea de presión arriba para no dejar pensar al Real Madrid Castilla. Pero la calidad se volvió a imponer a los cinco minutos. Pared al primer toque entre De Frutos y Cristo con cinco jugadores blanquinegros alrededor, regate de calidad del primero en el área pequeña y para dentro. Otra vez por delante el filial imponiendo su calidad individual con un golazo.


El equipo charro se descompuso totalmente con este gol. La presión ya no era en bloque y pasar el balón entre líneas era muy fácil para el Castilla. Cristo hacía lo que quería por su banda, mientras López buscaba hacer daño con internadas por la izquierda. Por eso, Calderón quiso refrescar al equipo sacando a Antonis por José García. El entrenador rival hizo lo propio sacando a Alberto por el goleador De Frutos, ya fundido físicamente.
El Salamanca sólo creaba peligro a balón parado, con faltas desde cuarenta metros que buscaban la estrategia. Los balones largos se convirtieron en una solución para intentar llegar al área rival y uno sí encontró a Owusu, que se fue en velocidad por la derecha y se quedó delante del portero, pero tanto quiso romper el balón que se fue desviado más allá del lateral de la red. Gran ocasión perdida en el minuto 68.


Calderón sacó a Moussa por Amaro, decisión incomprensible porque el capitán es el corazón del equipo charro, y aún fatigado, siempre aporta un plus de esfuerzo que contagia a sus compañeros. Pero se había resentido del tobillo y no aguantaba más, de ahí el cambio. A los pocos minutos, otro error individual fue aprovechado por Cristo para marcharse por la izquierda y definir con una gran calidad ante Alcolea, con una picadita sutil del balón para entrar suave hasta el fondo de la red. Mataba el partido el Real Madrid B.


El entrenador rival sacó a Martín por Seoane para unos minutos finales de dominio absoluto del Real Madrid Castilla, en los que Dani Gómez también saltó al césped después de que Cristo enviara una falta directa al palo. Partidazo del jugador merengue, siempre superior en el uno contra uno. Y cuando más cerca estaba el 1-4 recortó diferencias Fer Ruiz. El gol alentó al público y los cinco minutos de descuento dejaron la puerta abierta a la esperanza, recordando a aquellas remontadas de la UDS contra los grandes. Owusu llevó el peligro por dos veces con un centro chut y un disparo mordido, y una melé a modo de frontón pudo ser el empate. Pero fue Fer Ruiz quien cabeceó a la red en el último segundo. El marcador hizo justicia y la fe del Salamanca empató a la calidad del Castilla.