Íscar se llenó de tauromaquia popular

Íscar se llenó de tauromaquia popular

|

Con una apretada agenda se celebró en Iscar la “Concentración de Peñas y Asociaciones Taurinas de Castilla y León”, organizada por la empresa Toro Duero con la colaboración del consistorio y diversos colectivos y asociaciones taurinas regionales y locales
Asociaciones de Salamanca, Zamora, Pedrajas y las tres de Iscar, más los vecinos y aficionados que quisieron sumarse a este acto multitudinario, donde se demuestra que la Tauromaquia está más viva que nunca.


Luego, los niños serían los auténticos protagonistas jugando al toro frente a los carretones que la Asociación de Iscar tenía preparado al efecto.
El vestíbulo del consistorio tuvo un lleno apoteósico para seguir con interés el coloquio bajo el título “El festejo popular en Castilla y León”, con la intervención estelar del ganadero de Galapagar Adolfo Martín, a quien acompañaron en la mesa el propio alcalde, Luis María Martín, Manuel Zapatero (Grupo Caser), el cortador medinense Cristian Moras y el gerente de Toro Duero, Daniel Lozano. La moderación estuvo a cargo del periodista zamorano David Casas (Movistar Toros).


Una exposición fotográfica de Diego Alcalde bajo el título “El rey de la dehesa”, adornaban las paredes del vestíbulo donde se celebró la charla coloquio.
Tras la comida de hermandad se celebró en el coso cubierto la final del II Campeonato Regional de Cortes de Castilla y León. Doce cortadores se enfrentaron a tres utreros de las ganaderías de Espioja, Aparicio y La Glorieta que dieron buen juego.


Y como exhibición el mano a mano entre los cortadores Oliver García y Pablo Martín “Guindi”, de Iscar y La Pedraja de Portillo respectivamente ante un utrero de Cillero que fue bravo y con acometividad. Los dos cortadores vallisoletanos echaron el resto y levantaron contínuamente a la gente de sus asientos.


Incluso el salmantino Dani Martín, que hizo de director de lidia, aprovechó los viajes del bravo utrero para ganarse una ovación del respetable.


La final fue muy disputada y emocionante con cortes, quiebros y saltos inverosímiles entre una rivalidad extrema con el zamorano Tororo, el palentino Raúl Arranz, el vallisoletano de Pollos César Alonso y Use, de La Seca, quién se llevó el campeonato. El novillo de El Pilar bravo e incansable.


Eso sí, hubo división de opiniones cuando se anunció por la megafonía que el ganador era Eusebio Sacristán “Use”. Y “Use”, lo afirmo porque yo lo vi, se había jugado la vida. Resultó prendido recibiendo un puntazo corrido en el pecho. Pero siguió en la arena sin mirarse. Cosas de los públicos que, por otro lado, son soberanos. Un público que en número de casi cuatro mil personas, aplaudió a rabiar toda la tarde.


No es que tengamos datos facilitados por la empresa Toro Duero -por cierto excelente organización y cumplidor su gerente de todo lo anunciado- pero se sorteó una bicicleta con las numeraciones de las entradas (12 euros en taquilla y 9 euros anticipada) y le correspondió a un chavalín que mostró el número agraciado: el 3.700. Por cierto que en el tendido los había a decenas, niños y niñas me refiero.


Con este festejo se echa el cierre a la temporada taurina de Valladolid y provincia. Ahora vienen los coloquios y entrega de trofeos. Cada vez menos por la desidia de las figuras del toreo que no aparecen a la hora de las entregas. Triste.


Les ofrecemos una amplia galería gráfica de nuestra colaboradora NATALIA CALVO.