Una ordenanza municipal regulará los pisos turísticos para evitar el intrusismo

Una ordenanza municipal regulará los pisos turísticos para evitar el intrusismo

|

El Ayuntamiento de Salamanca ya ha confeccionado el texto de la ordenanza municipal que regulará la actividad de los apartamentos y viviendas de uso turístico para garantizar su calidad y evitar el intrusismo.


Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa el concejal de Cultura y Turismo, Julio López, quien ha subrayado que “se trata de un texto que no persigue ni prohibir ni incentivar esta actividad, sino regularla a través de herramientas para su control, inspección y sanción con el fin de evitar malas prácticas o alojamientos ilegales”.


El texto, ha sido analizado esta mañana en el seno del Grupo de Trabajo constituido para analizar esta materia y del que forman parte los cuatro grupos políticos municipales.


El concejal de Turismo ha subrayado que la ordenanza municipal se ha elaborado utilizando como base la Ordenanza Municipal sobre Actividades Inocuas del Ayuntamiento de Salamanca al entender que encaja en esta regulación. La norma, ha puntualizado, viene a completar la regulación que ya existe para esta actividad en la Comunidad de Castilla y León (Decreto 17/2015, de 26 de febrero y Decreto 3/2017, de 16 de febrero).


Como novedad, el texto recoge medidas para garantizar las debidas condiciones de seguridad y evacuación de los alojamientos, y la obligatoriedad del titular a adoptar las previsiones necesarias a fin de que su actividad no ocasione molestias a los vecinos y residentes.


Asimismo, para facilitar la inspección, la ordenanza contempla la obligatoriedad por parte de los titulares, gerentes o responsables legales, encargados o empleados de los establecimientos y sus usuarios, siendo ésta medida también una novedad, a permitir el acceso a los mismos de la Policía Local y de los servicios técnicos municipales competentes con objeto de comprobar el cumplimiento de la normativa establecida en esta materia.


La nueva ordenanza establece infracciones que pueden ser sancionadas con multas de hasta 750 euros, para infracciones leves; hasta 1.500 euros y/o clausura del establecimiento o actividad por un periodo de tiempo no superior a tres meses, para las infracciones graves; y multas de hasta 3.000 euros y la clausura del establecimiento o actividad por un máximo de seis meses en el caso de las infracciones muy graves.


Julio López ha explicado que una vez que se ha presentado el borrador del texto esta mañana, en el seno del Grupo de Trabajo creado para la materia, se abre un periodo para sugerencias al mismo tanto por parte de los grupos políticos municipales, como de los ciudadanos, ya que la norma se expondrá en la web del Ayuntamiento. Se trata, ha esgrimido el edil, de que el texto definitivo sea fruto del diálogo de todos.


Una vez concluido el periodo de exposición la norma seguirá los plazos legales establecidos con la intención de que pueda entrar en vigor el año que viene.


El concejal de Turismo ha detallado que actualmente la ciudad de Salamanca cuenta con 337 alojamientos turísticos, según el Registro de Viviendas de Uso Turístico de Castilla y León.


Ganemos advierte sobre la posible subida del precio de los alquileres a familias


El Ayuntamiento está trabajando en la creación de una ordenanza que regule los apartamentos turísticos en Salamanca y cuenta ya con un borrador que ha sido presentado esta mañana al grupo de trabajo creado para profundizar en este ámbito. Ganemos Salamanca, que ha participado esta mañana en él, espera que la nueva ordenanza que el equipo de Gobierno del PP quiere desarrollar para regular la situación “no afecte en ningún momento al derecho a la vivienda”.


En este sentido, el peligro radica en “la posible conversión de las actuales viviendas habitadas por personas individuales o familias, en apartamentos turísticos”. En cuanto a la propuesta presentada, el grupo granate duda de que la calificación como “uso residencial especial” de las viviendas pueda ser legal o la mejor forma de regular esta cuestión, a la vista del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), puesto que lo que pretende es “regular un uso comercial o económico, frente al uso tradicional residencial, que es el que desde Ganemos se defiende, para garantizar el derecho a la vivienda”.