La Jornadas Micológicas cumplen 20 años en Zamora

La Jornadas Micológicas cumplen 20 años en Zamora

|

La Asociación Micológica Zamorana celebra un año más las Jornadas Micológicas, en colaboración con Caja Rural, Diputación de Zamora y Ayuntamiento de Zamora, llegando a su 20 edición.


La climatología ha sido la gran enemiga de las setas este año. Las escasas lluvias, "han llegado tarde, demasiado cerca de las heladas, por lo que el bosque ya está dormido y no salen la cantidad de setas deseadas", explica el Presidente de la Asociación. Pero, pese a las dificultades climatológicas sufridas en la provincia, con unos datos "nefastos" en la pluviometría, parecían "hacer imposible" la celebración de las jornadas, estas han vuelto a Zamora con "mucha ilusión y ganas de seguir haciendo una labor de divulgación sobre las setas", reconoce.


Dentro de esta nueva edición, destacan varias actividades, como la conferencia Las setas en la nueva cocina, técnicas de maridaje, que tendrá lugar el miércoles 14, a cargo de Jonathan Garrote, técnico superior en dirección de cocina y Eladio Riesco, licenciado en química, y que versará sobre las innovaciones culinarias que se pueden aplicar a las setas.


Un año más, tendrá lugar el Concurso de Fotografía, que cumple 19 años dentro de las jornadas, con la participación de 66 fotografías, 5 de autores zamoranos y el resto de artistas llegados de toda España.


Tras estos 20 años de Jornadas, la Asociación hace balance positivo de su historia: "Hemos llegado a ser la asociación más grande de toda España con 400 socios, y, aunque ahora hemos bajado a 270 miembros tras la crisis, continuamos siendo la segunda agrupación mas numerosa, solo superada por la de Barcelona.


Además, se enorgullecen de haber contribuido activamente a la divulgación de la micología, "concienciando a los más jóvenes sobre el cuidado de los bosques o asesorando cada fin de semana a los recogedores de setas sobre los peligros de ciertas especies para evitar accidentes por su ingesta". Y sobre esto último, la agrupación ha querido hacer especial hincapié en un mensaje claro "si no se conoce una seta, no se recoge". Al llevarse un espécimen desconocido dentro de la cesta con otras setas, "se corre el riesgo" de terminar intoxicado. Y aunque, "la medicina está muy avanzada en materia de antídotos, los daños por estas ingestas pueden ser irreversibles".