Trucos para que la nieve no te pille desprevenido en carretera

Trucos para que la nieve no te pille desprevenido en carretera

|

Llega el frío, ahora ya de verdad y con ello la nieve y el hielo, dos de los peores enemigos tanto de los conductores, como del propio coche que sufre muy y mucho cuando ve como los neumáticos se deslizan sin querer, propiciando serios problemas al volante.


Por esto, es sumamente importante tener el vehículo controlado ya que la mayoría de los problemas que aparecen son originados por la falta de tracción suficiente, lo que implica que el vehículo no se comporte como el conductor quiere y lleguen los problemas.


Para el caso, se pueden encender las luces de cruce o incluso la antiniebla, cuando sea necesario. Debes de evitar el uso del embrague en la medida que sea posible, ya que si te pasas con ello no tirarás de motor y el vehículo irá a su aire, que es lo que tenemos que evitar.


Ten muy presente, a la hora de arrancar, que pueden patinarte las ruedas y que a lo mejor es más conveniente utilizar la segunda marcha cuando nos incorporemos a la circulación. Tienes que evitar también frenar bruscamente. El freno en una carretera con nieve ha de ser suave y con antelación para evitar el bloqueo de las ruedas.


Si de por sí tenemos que guardar una distancia prudencial con el conductor que llevamos delante, en una carretera con nieve conviene dejar una distancia aún mayor si cabe. Conduce en una marcha en la que el motor no vaya forzado y evita prisas.


Lo de adelantar puede ser una auténtica odisea también. Al cambiar de forma brusca de velocidad el neumático podría perder agarre. El objetivo principal que perseguimos y te planteamos es el de que conduzcas de la forma más suave posible utilizando poco el freno.


Las cadenas son imprescindibles a la hora de conducir en nieve. Una herramienta muy potente para tener más agarre y una ayuda fiable a la hora de ir más seguros. Conviene también echar un vistazo a las pastillas de freno, que pueden humedecerse, antes de emprender la marcha.


Ante cualquier problema en la vía contacta con el Servicio de Emergencias. Toda medida de seguridad es poca para evitar cualquier accidente en pleno otoño  y cuando se acerca, poco a poco, el invierno.