Critican el aumento de lista de espera de ayuda a domicilio

Critican el aumento de lista de espera de ayuda a domicilio

|

Izquierda Unida ha vuelto a denunciar un aumento en la lista de espera del servicio de ayuda a domicilio en la Diputación señalando que en lo que va de año esta lista ha aumentado en 37 personas (de 123 en enero a 160 en octubre), lo que constituye un aumento del 30%.



Desde IU señalan que las concesiones del servicio y por lo tanto con derecho a la Ayuda a Domicilio en lista de espera han afectado a 172 personas en lo que va de año. De ellas, 12 han sido puestas en funcionamiento, por lo que la lista de espera real es de 160 usuarios.



Estas cifras "siguen siendo alarmantes si tenemos en cuenta que 438 usuarios se han dado de baja por distintos motivos (140 por fallecimiento, 195 por renuncia y 103 por suspensión superior a 6 meses), y aunque las concesiones han sido 527 y por lo tanto superiores a las bajas en 89 personas, la lista de espera aumenta todos los meses, lo que significa que cada vez es mayor la demanda de ayuda a domicilio en la provincia".



Pese a que el nuevo contrato de ayuda a domicilio aumentó este año en casi millón y medio hasta un total de 6.895.200 €, "este aumento no es suficiente para atender la demanda" inciden desde IU.



"Tenemos que recordar que el aumento del coste del servicio recae fundamentalmente en los ciudadanos de Zamora, porque del millón y medio de aumento la Junta sólo financia 400.000€, y el resto se reparte entre los usuarios (78.000€ previstos) y la Diputación, obligada a asumir esta competencia con un aumento del déficit en la ayuda a domicilio de 1 millón en 2018 que se sumaría a los 1,2 millones del año pasado (según previsiones).



Y todo esto para encontrarnos con que sigue aumentando la lista de espera de ayuda a domicilio todos los meses, por lo que se descartan los problemas en la adjudicación como posible causa, y se convierte en un problema estructural de la provincia".



En este sentido, desde Izquierda Unida señalan que es "un problema que crece y un servicio que tiene más demanda y mayor coste, en una provincia que está afectada por la despoblación, lo cual quiere decir que el envejecimiento de los habitantes de zona rural es tan exagerado que ni las elevadas cifras de mortalidad ni la despoblación pueden solucionar".



 Por ello, desde el Grupo de IU siguen defendiendo "que cada administración asuma sus competencias, en el caso de la ayuda a domicilio la Junta, porque los ayuntamientos y diputaciones ya han sometido a la población a todos los sacrificios posibles para cumplir con los requerimientos de estabilidad y deuda".



Además, desde el grupo de IU exigen el restablecimiento de ayudas a la autonomía de personas dependientes, para favorecer la autonomía personal que les permita seguir viviendo en los pueblos, tales como la adaptación de viviendas o de vehículos, o la adquisición de mobiliario que facilite su calidad de vida, y que han sido establecidas en Diputaciones como Valladolid y Palencia, tras dejarse de convocar por la Gerencia de Servicios Sociales, a través del Acuerdo Marco de Servicios Sociales.