Denuncia la persecución de un desconocido en pleno 'Ultrail La Covatilla'

Denuncia la persecución de un desconocido en pleno 'Ultrail La Covatilla'

|

Jornada de contraste emocional la que vivió Azara García de los Salmones el pasado sábado en la localidad salmantina de Béjar. Se disputaba la carrera de atletismo de alta montaña 'Ultrail La Covatilla', una prueba de máxima exigencia deportiva en la que cruzó la meta en primer lugar. Fue la vencedora de la prueba. Hoy sabemos que exprimió su cuerpo a tope de sus posibilidades durante un tramo concreto de la carrera en el que denuncia que fue perseguida por un desconocido.


La atleta cántabra ha publicado un vídeo en sus redes sociales en el que relata el infierno que vivió cuando un hombre bajó de un coche y comenzó a correr detrás de ella. “En el kilómetro 29-30 había un avituallamiento, después había que atravesar unos pinares. Cuando bajé por el pinar, fui a cruzar por una carretera que cortaba. A mi paso, llegó un coche gris, paró, se bajo un hombre y me dijo algo”. Azara no entendió lo que aquel hombre le farfulló pero se le encendió una alarma.


“Había algo que no me parecía normal. Subí el ritmo y empecé a correr a tope por el cortafuegos. Miré hacia atrás y vi que el chico estaba bajando detrás de mi a toda velocidad. Os podéis imaginar el miedo que sentí porque era una zona muy cerrada en la que no había nadie. Jamás he bajado así”, relata, incidiendo en la inquietud que le generó la amenaza de tener a un desconocido, sin cámara, peto o distintivo alguno, corriendo a su espalda por un pinar solitario.


Volvió a mirar y ahí estaba. De repente, a su derecha, apareció un chico al que describe con gorra negra y decidió gritarle pero no paró junto a él del miedo que sentía. “Oye, ¿quién es ese tío que viene detrás de mi?”, le espetó. “He seguido bajando desquiciada y la siguiente vez que he vuelto a mirar ya no estaba este chico”. Fin de la pesadilla con gran victoria deportiva, pero comienzo de la incertidumbre acerca del episodio.


“En la organización no tienen ni idea de quién podía ser. He estado dándole muchas vueltas toda la semana, pero no he encontrado explicación. ¿Para qué echa a correr detrás de mí?”, se pregunta. “Creía que debía contarlo para que se sepa y avisar a todas las mujeres con la situaciones que se viven últimamente. Hay muchos tramos de carrera que vamos solas y no está de más que vayamos alerta. Tristemente tiene que ser así”, concluye. Afirma, por cierto, que a partir de ahora irá siempre acompañada de un spray u otro objeto de defensa personal.