Avalancha de demandas por cláusula suelo: juicios para otoño de 2019

Avalancha de demandas por cláusula suelo: juicios para otoño de 2019

|

Los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial sobre los efectos de la crisis económica en los Juzgados de Salamanca ahora también incluyen estadísticas sobre las demandas contra los bancos por cláusula suelo. La avalancha registrada este año está colapsando a la Justicia, que no puede resolver asuntos al mismo ritmo que ingresan y ya se están fijando juicios para otoño de 2019.


En concreto, durante la primavera (últimos datos publicados) ingresaron otros 462 asuntos en los Juzgados, casi los mismos que en invierno. Así, el primer semestre se salda con 925 demandas por cláusula suelo, pero sólo se pudo resolver la tercera parte, 347. Y es que se trata de procesos muy farragosos, que requieren mucho tiempo de instrucción y elaboración de la sentencia. Así, a comienzos del verano había 1.729 asuntos pendientes de resolver, y subiendo. De seguir el mismo ritmo, en la actualidad a buen seguro serán más de dos mil.


En junio del año 2017 comenzaron a funcionar los juzgados especializados en cláusulas abusivas, como una medida que intentaba solucionar el colapso de la Justicia debido al aluvión de demandas por cláusulas suelo, hipoteca multidivisa o gastos de formalización. El 28 de diciembre de 2017, la Comisión Permanente del CGPJ adoptó un nuevo plan, prorrogado en junio de este año, que permitiera, manteniendo la atribución de la competencia exclusiva a determinados juzgados, establecer en su caso también la excluyente en aquellas provincias en las que el impacto del reparto de los demás asuntos entre los órganos jurisdiccionales del orden civil así lo posibilitara.


Pero, según denuncia Comisiones Obreras (CCOO), la Administración de Justicia "no tiene personal de refuerzo, ni se ha adoptado ninguna otra medida para evitar que dicho juzgado se colapse, cuando su carga de trabajo se ha multiplicado. El volumen de asuntos que puede resolver depende no solo de la entrada de nuevas demandas, sino del estado de dependencia del juzgado anterior a la especialización, debiéndose tener en cuenta que no todos los asuntos tienen la misma complejidad".


Afirmaciones que se ven corroboradas, según el Sector de Justicia de CCOO, por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que el pasado mes de junio se expresó en el sentido de que "resulta imprescindible subordinar el mantenimiento de la medida de especialización a la disponibilidad de los medios materiales y personales que se consideren oportunos para asumir dicha competencia especializada, pues de lo contrario van a seguir produciéndose demoras y dilaciones superiores a las que resultan de su atribución a los demás juzgados no especializados".


En el mismo sentido, el propio Defensor del Pueblo manifestó en el Congreso de los Diputados que "el sistema no funciona porque no ha conseguido su propósito de evitar una sobrecarga de trabajo en los tribunales. Los datos demuestran que el sistema ideado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para dar una solución rápida a los afectados por cláusulas suelo sigue atascado. También revelan que la fórmula extrajudicial creada por el Ministerio de Economía para que la banca no acuda al juzgado y resuelva las quejas de forma amistosa tampoco ha sido efectiva con las cláusulas suelo de las hipotecas".