Una escalada a un Everest especial por los niños con TDAH

Una escalada a un Everest especial por los niños con TDAH

|

No es un reto benéfico. Es un reto deportivo. Un reto que se ha sacado de la chistera Roberto Blanco Martín, miembro de AVATDAH, para hacer más visible el problema de los pequeños que sufren TDAH en el aula, que consistirá en subir 90 veces el cerro de San Cristóbal y que se va a llevar a cabo el próximo viernes, 12 de octubre en la capital del Pisuerga.


José Luis Vaquero.


“Es un reto que plantea un miembro de la Asociación pensando en la Administración. Se hace porque ni la Junta ni el Ministerio de Educación establecen un protocolo de actuación ni dan la ayuda necesaria para que a los niños con TDAH se les atienda como es debido”, asegura José Luis Vaquero, presidente de la Asociación Vallisoletana de Afectados por el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (AVATDAH), en declaraciones a este periódico.


Como nos explica, Roberto estará controlado en todo momento, tendrá descansos predeterminados y lo hará desde las 20 horas del viernes “aprovechando la fresca” en lo que será una “llamada de atención a Junta y Ministerio de Educación para que se cumplan los protocolos de actuación”.


“Queremos que haya una Ley que hable de las ayudas necesarias para que a los niños con TDAH en etapa escolar se les trate con una educación equitativa y puedan llegar a no retrasarse en los estudios. Muchos pierden dos cursos por el proceso de maduración del cerebro que tienen. Queremos que el protocolo se adapte para ser cumplido”, añade el presidente de AVATDAH.


Una iniciativa peculiar para alcanzar un Everest muy peculiar y para volver a recordar el problema que padecen estos pequeños.


Cartel de la iniciativa. AVATDAH.