La afición del Pucela se acostumbra a lo bueno

La afición del Pucela se acostumbra a lo bueno

|

Mañana de domingo soleada, con buena temperatura para haber comenzado ya octubre, ideal para una buena caminata solidaria y también para disfrutar en un estadio José Zorrilla que aún no ha comenzado a desplegar la retaíla de sinónimos para el frío y la pulmonía. Respondió de nuevo la afición del Pucela, que está dando buena cuenta de abonos y taquilla en el comienzo de temporada, y pobló las gradas hasta tener a tiro el lleno.


Gorras, bufandas en la cabeza y hasta algún sombrero de papel para guarecerse del sol, que caía cenital sobre Zorrilla llegando incluso a incomodar la visión del juego por su potencia. Buenos ánimos desde el comienzo del partido, el Pucela llegaba al choque después de dos victorias y la afición quería empujar para encadenar la tercera.


Bufandas al viento con el gol de Alcaraz y disfrute total en la primera parte con el recital del Pucela. Ya habría tiempo en la segunda parte para la indignación, el mal rato de casi cada partido a cuenta del VAR. En este caso, de nuevo, con gol anulado, el tercero en esta misma circunstancia para el Valladolid.


Tras una buena tunda de abucheos para Mateu Lahoz, la afición se despidió de Zorrilla con una soleada sonrisa y otra victoria en la clasificación.