Kase.O: “Se puede denunciar sin hacer apología de la violencia”

Kase.O: “Se puede denunciar sin hacer apología de la violencia”

|

Considerado por propios y extraños el mejor rapero del país, Kase.O aterriza en el Multiusos Sánchez Paraíso para incluir al público salmantino en 'El Círculo'. Así se titula el último álbum del carismático miembro de la legendaria banda de rap Violadores del Verso. Tras dos años girando con él por gran parte de la geografía nacional y otros países, encara el final del tour con las miras puestas en su Zaragoza natal, México y el fin de fiesta reservado para Madrid y Barcelona. En la capital del Tormes arranca la traca final.


Un concierto para el que alberga grandes expectativas, como reconoce en una entrevista exclusiva para los lectores de NOTICIASCYL, y en el que espera notar el calor de sus fans de toda la región. Durante la charla, Kase.O se muestra agradecido con la vida y con la gente, mira al futuro con ganas de continuar haciendo música y confiesa incluso que ha sentido miedo de acabar entre rejas por alguna de sus frases. Y es que últimamente el debate acerca de la libertad de expresión ha regresado a la primera línea de actualidad por las condenas judiciales a otros raperos.


El artista no rehúye nada, habla de cómo ha cambiado la escena, de los proyectos más arriesgados de su carrera y del futuro. Anunciando, por cierto, que el 2019 traerá consigo un nuevo disco del MC zaragozano con más temas inéditos que volverán a reconfortar el panorama. Habla de cómo el 'hip hop' ha dejado de ser un movimiento endogámico para un puñado de excéntricos y su música, el rap, ha trascendido al gran público hasta convertirse en un fenómeno de masas. Como lo es Kase.O en sí mismo, con una nominación al mejor álbum urbano en los Grammy Latino y más de medio millón de personas en los conciertos de su gira.


-Se cumplen dos años desde el lanzamiento de 'El Círculo' y la gira encara ya sus últimas fechas. Mirando atrás, ¿qué balance haces del proyecto?


-Pues un balance muy positivo, que está muy por encima de mis previsiones iniciales. Estoy muy agradecido con la vida y con la gente. Han sido dos años increíbles, maravillosos. Llenando salas, estando en los mejores festivales de cabeza de cartel, conquistando muchos oídos nuevos de gente que no estaba acostumbrada a escuchar rap, pero que se han acercado a mi música y les ha gustado... Todo muy positivo, hermano.


-¿Qué va a vivir Salamanca este sábado desde que RdeRumba suelte el primer ritmo del show para Kase.O?



-Va a ser un concierto ya de los pocos que quedan largos. Vengo haciendo festivales y ahí tocas muchos menos minutos. Van a salir todos los temas, incluidas las baladas como 'Basureta', que no suele sonar en los festivales. Es uno de los últimos conciertos que nos quedan ya de la gira y lo tenemos como un concierto gordo. A Salamanca yo creo que va a ir mucha gente de las capitales de Castilla y León y, por supuesto, los estudiantes de la Universidad. Creo que se va a quedar un buen ambiente, tenemos buenas expectativas, la verdad.


"en el disco mi reto era igualar al personaje con la persona. ya no hay diferencia"


-Si la gente piensa en baloncesto, le viene a la cabeza Michael Jordan. Si la gente piensa en rap en español, quien aparece es Kase.O. ¿Qué te ha llevado a ser considerado el mejor MC del país de una forma tan consensuada?


-Mucho trabajo sobre todo. No conformarme con la primera rima, ni con el primer ritmo que me mandan. Ser muy exigente en cada mínimo paso que doy siempre buscando el máximo nivel, la perfección. Pero eso también es cuestión de gustos. Creo que la gente ve que tengo un equilibrio entre el mensaje y la técnica. O sea, la estética y el contenido. Supongo que eso es lo que hace decir a la gente que soy un referente. Pero es curro y curro. No es gratis. No es ciencia infusa. Yo me lo he tenido que currar en mi cuarto aprendiendo también de los mejores. Y ahí estoy, a la orden y creciendo. Acabo de empezar y cada día tengo más ganas de hacer música nueva.


-¿Tú mismo diferencias entre Kase.O y Javier Ibarra?


-Ahora mismo no. Llevo más de la mitad de mi vida siendo Kase.O. A partir de los 16-17 años ya era Kase.O. En mi último disco mi reto era igualar al personaje con la persona, humanizar al personaje y que el contenido tuviera mucho en común con Javier Ibarra. Y ahora ya no hay diferencia. Me he esforzado en mis letras de los últimos años para que me representen casi al 100%, que no haya diferencia entre mi ser y el personaje.


-Después de haberlo hecho todo en el 'hardcore' con Violadores, con un sonido muy 'underground', te involucras en un nuevo escenario arriesgado que podía resultar chocante para tus seguidores. ¿Cómo se gesta el proyecto de Jazz Magnetism?


-Fue un proyecto muy bonito. También muy arriesgado, como tú dices, viniendo de una tradición ortodoxa, o como la queramos llamar, de hardcore y de rap puro. Fue una aventura arriesgada, pero no pude más que seguir lo que me dictaba el corazón. A mí me ha gustado la música negra de siempre, en paralelo al rap, y tampoco es una fusión muy radical. El jazz tiene relación con el rap de toda la vida. Fue una necesidad de probar cosas nuevas. No me gusta aburrirme y menos en el arte. Si veo que estoy haciendo más de lo mismo, me bloqueo y tengo que buscar salidas, a veces radicales o excéntricas. Ese proyecto fue fruto de eso. Después de 20 años casi haciendo rap ortodoxo sentí la necesidad de probar cosas nuevas.


"Ahora escuchan rap los padres, los profesores, los abogados, los médicos..."


-¿Cómo has vivido la evolución del rap desde que era un movimiento residual hasta que se ha convertido, y más en el caso de Kase.O, en un fenómeno de masas?


-Ahora está donde yo quería que estuviera cuando era pequeño, cuando empecé en esto. Yo quería que el rap lo escuchara todo el mundo porque hay cosas muy buenas. Igual que hay raperos muy malos y mensajes muy 'traperos' por ahí. No todo el rap mola, pero yo me he esforzado mucho, por lo menos en este último disco. Mi ambición y mi sueño era que lo escuchara gente normal, entre comillas, no solo los raperos. Porque hay un buen mensaje ahí, hay musicalidad. Me 'jodía' que parte de la sociedad se estuviera perdiendo, no solo el rap de Violadores o el mío, sino raperos buenos que hay en España. Ahora es lo que soñábamos todos cuando empezamos. Todo el mundo en los institutos escucha rap. Hasta los padres lo escuchan, los profesores, los médicos, los abogados... Esto es lo máximo a lo que podíamos aspirar y para mí es felicidad. Hago rap para los raperos, pero entiendo que le puede gustar a mucha más gente y que le puede ayudar. De hecho, la mayoría de la gente que me ha felicitado por este disco no tiene nada que ver con el rap.


-¿Qué opinas de artistas que han 'pacido' en el rap 'underground' y ahora manifiestan sin tapujos que han creado un producto musical hecho por y para conseguir éxito y dinero?


-'Joder', es que hay que vivir. Este mundo está muy 'jodido' para vivir dignamente. Entonces, yo respeto esa opción porque también es arriesgada. Eso de “venga, voy a hacer pasta” no te garantiza nada. No es tan fácil, aunque hagas música comercial, vender discos y ser una estrella. No le quito mérito a ese intento. Decir: “bueno, no consigo vivir del rap 'undergroung', pero tengo talento y me gusta la música, así que voy a probar a hacer música comercial y me voy a arriesgar”. Si tú tienes la conciencia tranquila y estás feliz, 'co', pues me alegro por ti. Igual con 18 años lo veíamos mucho peor eso. Les llamábamos vendidos y militábamos mucho contra la música comercial. Pero yo soy un 'gacho' ya con casi 40 'palos' y no tengo tiempo para eso. He madurado y entiendo todas las posiciones.


"PARECE QUE EL PROBLEMA MÁS GRANDE DE ESTE PAÍS ES QUE UN RAPERO ESTALLE EN RABIA"


-Ahora rapear según qué cosas te puede llevar a prisión. ¿Alguna vez lo has tenido en cuenta?



-No tanto. Sí que he podido tener miedo después de decir según qué burradas. He dicho: “hostias, a ver si por hacer la gracia me van a meter a la cárcel o cualquier movida”. Lo que tienes que hacer es adaptar el mensaje a lo que realmente te represente. Yo no soy un radical político, estoy muy alejado de esa posibilidad. Tú puedes decir cosas, protestar y denunciar sin hacer apología de la violencia o del terrorismo. Me parece más difícil dar un mensaje que el insulto fácil. Te lo digo habiéndolo hecho yo. Es una reflexión que luego haces: “esto lo podía haber dicho de otra manera, sin ser violento o sin faltar al respeto”. Hay que seguir diciendo las cosas, pero con inteligencia. Sabiendo que están ahí y que parece que el problema más grave de este país que un rapero estalle en rabia. El arte está para expresar tus sentimientos, tu rabia e incluso la violencia verbal. Para eso está el arte o el rap o como lo quieras llamar. Cada uno lo usa como quiere. Prefiero plasmar la violencia en arte que realmente hacerla física, pero hay jueces que no piensan los mismo y rigen con otros cánones. Yo no veo mal que los chavales se expresen, de hecho falta mucha rabia. Está todo el mundo muy parado, nadie dice nada, y para unos pocos que lo hacen... También intentan llamar la atención diciendo brutalidades y todo ese rollo. Pero yo lo veo necesario, vamos, y yo no me corto. Sí que me puede dar miedo, pero no voy a dejar de hacerlo. De manera inteligente, como te digo.


"a principios de año sacaré nuevo disco. esto no para"


-Desde hace años, tanto tú, como Hate, como Lírico habéis sacado proyectos en solitario de mucho éxito. ¿Violadores del Verso va a volver?


-No. Desgraciadamente no se puede decir que haya un proyecto así a corto plazo. Violadores está parado y, de momento, no nos hemos sentado a hablar ni se puede decir a los fans que vaya a haber disco pronto.


-Te hemos podido ver produciendo instrumentales e incluso pinchando temas últimamente. ¿Hay un futuro de Kase.O dentro del rap pero alejado del micro?


-Pues no te creas que no lo pienso. Lo que pasa es que también me gusta rapear, aunque me cuesta mucho esfuerzo. No es fácil. Y más cuando cada canción está en el punto de mira. No soy un artista que está en su habitación y hace temas. Yo cada tema que saco lo escuchan millones de personas. No es fácil para mi hacer letras porque quiero que estén muy guapas y eso cuesta mucho esfuerzo. A veces mola más estar en la sombra. He descubierto el mundo de la producción y de la música, quiero aprender solfeo y armonías. Pero el micro, el protagonismo y dar la cara también molan. Pero sí, llegará un día en que igual me quedo más en la sombra. Tampoco lo pienso. De momento sigo teniendo cosas que decir. Igual la solución es ponerse menos exigente y que no sea un sufrimiento el acto creativo. Tengo que trabajar en que sea divertido para mí, pero eso está difícil.


-¿Qué les espera a los fans de Kase.O a partir de ahora?


-A principios de año voy a sacar un nuevo trabajo con algunas canciones nuevas para que la gente sepa que no estoy parado y canciones que se quedaron fuera del 'El Círculo'. Después, voy a descansar el año que viene para reposar todos estos años de vorágine y de locura. También quiero hacer nueva música, que no tenga nada que ver con lo anterior. Sí, aún me quedan búsquedas y cosas muy raras que hacer. Me gustaría hacer música muy rara, pero haciendo música muy rara no llenas salas. Entonces tengo que ver cómo combino las dos cosas. Pero sí, saldrán nuevas canciones y sigo haciendo colaboraciones con colegas. Esto no para.