Europa tendrá un título común universitario

Europa tendrá un título común universitario

|

Las 39 universidades del Grupo Coimbra impulsarán el establecimiento del título común europeo en la educación superior, así se desprende de los objetivos marcados por esta agrupación académica en la reunión que celebra en Salamanca.


Según ha explicado el vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca (USAL), Efrem Yildiz, junto al presidente del Comité Ejecutivo del Grupo Coimbra, Ludovic Thilly, se trata de un título común que ayudaría a establecer "el modelo para la Europa del siglo XXI".


Sobre esta iniciativa y su posibilidad de éxito, Yildiz ha reconocido que "todo empieza por un sueño y luego los objetivos se convierten en realidad" y este propósito supondría un nuevo avance al "primer paso" que se dio en Bolonia.


"Si queremos que Europa sea una realidad, la educación no puede estar separada, seccionada", de ahí que haga falta "una reforma" en la universidad comunitaria para conseguirlo, ha continuado el vicerrector de la USAL en un encuentro con los medios con motivo de la reunión del Grupo Coimbra en Salamanca.


En este camino por andar en los próximos años, tal y como ha continuado, hay universidades europeas que ya han comenzado la ruta con encuentros y grupos de trabajo para "aunar los tipos de estudios, los planes de estudios".


Yildiz ha explicado que este propósito se enmarca dentro de los dos "principales" campos de acción del Grupo Coimbra, que son los de docencia e investigación, y dentro de la "preocupación por una educación cada vez mejor y más completa".


Sobre la reunión de Salamanca, el vicerrector ha insistido en que los trabajos previos ya han servido para trabajar en ámbitos como la docencia, la investigación, los doctorados, la movilidad o las mejoras para fortalecer la empleabilidad de los egresados, unas líneas de actuación en estos campos que se fortalecerán tras el encuentro de Salamanca, con motivo de la celebración del octavo centenario de la USAL, y camino de la cita de 2019 en Cracovia.


Jean Pierre Gesson, Alfonso Fernández Mañueco y Ricardo Rivero / Foto: Europa Press


Por otro lado, el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Salamanca ha sido escenario este jueves de la firma de la 'Declaración de Poitiers', un documento que refrenda el compromiso de la ciudad con su universidad.


El texto ha sido suscrito parte del alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, y el rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, en compañía del rector de la Universidad de Poitiers, Jean Pierre Gesson.


Durante sus intervenciones en el acto, el regidor municipal salmantino ha destacado que la declaración sirve para "reafirmar" el "compromiso" de la ciudad con su universidad, así como "reconocer su papel".


Asimismo, ha valorado que este acto se haya llevado a cabo durante la celebración en Salamanca de la asamblea general del Grupo Coimbra, del que forman parte 39 universidades y que se reúnen en la ciudad dentro de los actos del octavo centenario de la USAL.


Por su parte, el rector ha incidido en que la firma es "una constatación de que Salamanca es una ciudad universitaria" y que "demuestra que los contenidos de la Declaración de Poitiers son una realidad".


Finalmente, Jean Pierre Gesson, quien ha puesto de relieve la internacionalización también de la Universidad que él dirige, ha insistido en la importancia de "abrir las puertas" de las universidades para su contacto con la sociedad y sus necesidades.


Declaración


El documento, nacido en la conferencia 'Universidad y ciudad' celebrada en junio de 2016 en la ciudad que le da nombre, se basa en el convencimiento de que las Universidades desempeñan "un papel central" en el desarrollo de las ciudades en las que se asientan, a la vez que éstas representan "un marco crucial y un catalizador fundamental para el desarrollo de las instituciones de Educación Superior". "Eso, propicia que se considere indispensable la colaboración mutua", ha subrayado la USAL en torno a este documento.


La 'Declaración Poitiers' cree "prioritario" avanzar "aún más" en las sinergias entre los gobiernos municipales y la gobernanza universitaria por el interés común en el crecimiento de las áreas del conocimiento, la cultura y la educación.


Promueve, además, la internacionalización de las actividades, un precepto del que la conmemoración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca "está siendo paradigma", ha apostillado la USAL.


Este acuerdo insta, además, a repensar aspectos como las políticas de movilidad urbana, "con especial atención a las necesidades de la población estudiantil" o a promocionar el deporte. De igual modo, reclama una apuesta por el emprendimiento vinculado a la investigación cuyos resultados, al menos los relativos al ámbito educativo, deberían revertir, sugiere, en los entornos regional, nacional e incluso europeo.