La manía persecutoria hacia un vecino le conduce a los calabozos

La manía persecutoria hacia un vecino le conduce a los calabozos

|

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a un hombre de 50 años como presunto autor de delitos de amenazas graves y lesiones de las que fue víctima otro individuo en tres ocasiones. En la primera de ellas le amenazó de muerte y le persiguió con una navaja; en la segunda le golpeó en la cabeza con una botella y le volvió a amenazar de muerte y en la tercera reiteró las amenazas, en esta ocasión para que la víctima retirara las denuncias.


Según informa la Comisaría, la víctima denunció que un hombre al que conoce de vista, pues suele frecuentar la calle María Auxiliadora y la plaza Julián Sánchez El Charro, le había amenazado de muerte y le había perseguido con una navaja, hasta que se refugió en una tienda de la zona y llamó a la Policía.


Posteriormente volvió a denunciar que cuando estaba sentado en un banco de El Charro le golpeó en la cabeza con una botella y volvió a amenazarle de muerte. Un día después, en el mismo lugar, reiteró las amenazas blandiendo un cinturón, en este caso, exigiéndole la retirada de las denuncias anteriores.


Los agentes localizaron al presunto agresor, con seis antecedentes, procediendo a su detención. Ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.