La Junta combate el intrusismo turístico con un nuevo plan

La Junta combate el intrusismo turístico con un nuevo plan

|

La Junta de Castilla y León elabora un Plan de Inspección Turística a través del que se pretende reforzar el control del intrusismo en el sector, una labor que se llevará a cabo junto con los ayuntamientos, según han informado a Europa Press fuentes de la Junta.


El director general de Turismo, Javier Ramírez, ha mantenido una reunión este martes con representantes de Turismo de León, Palencia y Salamanca con el fin de establecer medidas de coordinación en el marco del convenio de colaboración suscrito con dichas ciudades para la cooperación en materia de inspección turística.


Una colaboración que se sustenta en la formación de las Policías Locales de estas ciudades en materia de normativa turística por parte de la Junta y en las labores de inspección y control de las actividades turísticas de dichas policías, especialmente en la comprobación de las declaraciones responsables de los alojamientos turísticos; asistencia a los turistas en caso de reclamaciones; verificación de la habilitación de los guías de turismo y la formulación, en su caso, de denuncias por incumplimiento de la normativa turística.


Junto con estas medidas, el director también ha puesto de manifiesto las distintas actuaciones desarrolladas en ejecución del 'Programa de medidas contra el intrusismo y actividades clandestinas en el sector turístico', elaborado por la Junta. Entre estas actuaciones que se han llevado a cabo, destacan el desarrollo normativo de la Ley del Turismo de Castilla y León, la colaboración con los diferentes ayuntamientos en materia de control e inspección turística, así como la ejecución del Plan de Inspección 2016-2017.


En la reunión mantenida con responsables turísticos de los ayuntamientos, Ramírez ha informado sobre la actual situación de la regulación en Castilla y León de las viviendas de uso turístico y ha expuesto los principales datos de ejecución del Plan de Inspección Turística de Castilla y León 2016/2017. Un Plan que se configura como un instrumento fundamental para eliminar el intrusismo profesional y la actividad clandestina, impulsando un sector turístico de calidad en el que se incluyen distintas actuaciones llevadas a cabo en este período por parte de los inspectores de turismo en cada provincia.


Balance del plan de inspección turística 2016-2017


Durante el periodo de ejecución del Plan de Inspección Turística 2016-2017 destaca el grado medio de cumplimiento, que ha llegado hasta un 85 por ciento, lo que refleja el alto volumen de actividad inspectora.


Entre las distintas actuaciones que se han realizado se incluye la comprobación de las 9.261 declaraciones responsables presentadas. Por sectores, destacan las referidas a los establecimientos de restauración y a los alojamientos de turismo rural.


Asimismo, para verificar el cumplimiento de las medidas incluidas en el Plan de Inspección Turística, se han realizado 8.639 inspecciones, dando lugar a 812 expedientes sancionadores. De esos datos corresponden a alojamientos turísticos 2.735 inspecciones, que representan un 31,66 por ciento del total, correspondiendo a las viviendas de uso turístico algo más del 10 por ciento (294) de los alojamientos.


Dentro del objetivo dirigido a garantizar los derechos de los turistas, se han presentado un total de 2.352 denuncias de los particulares y de otros organismos y se han incoado 754 expedientes sancionadores, un 32,03 por ciento.


Nuevo plan de inspección turística 


La Junta de Castilla y León seguirá trabajando para conseguir un sector turístico de calidad, y, para ello, se está tramitando un nuevo Plan de Inspección Turística que abarque el periodo 2019-2022, con el objetivo de dar continuidad a las actuaciones derivadas del Plan de Inspección vigente.


El nuevo Plan de Inspección tendrá como principales actuaciones: comprobar que las personas que ejercen la actividad de Guía de Turismo en Castilla y León estén en posesión de la preceptiva habilitación y que las inspecciones se realizarán en los Centros de Recepción de visitantes o en aquellas zonas con presencia habitual de grupos turísticos guiados; detectar, mediante la comprobación de la publicidad que realizan a través de las webs y en plataformas digitales, aquellas viviendas de uso turístico o de apartamentos turísticos que no tengan la declaración responsable; controlar el cumplimiento de la normativa turística en Agencias de Viaje y de las empresas de turismo activo, verificando que mantienen los seguros preceptivos y cuentan con el personal técnico adecuado.