Seis detenidos en diversos municipios leoneses por delitos contra el patrimonio

Seis detenidos en diversos municipios leoneses por delitos contra el patrimonio

|

La Guardia Civil de León ha detenido durante este fin de semana a un total de seis personas acusadas de la comisión de diferentes hechos delictivos contra el patrimonio, ocurridos uno de ellos en una explotación ganadera, otro en una vivienda sin habitar y el tercero en una nave abandonada de una antigua estación de ferrocarril, según han informado fuentes de la Benemérita.


En el primer caso, agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención de un varón de 55 años y con domicilio en el término municipal de Villasabriego (León) como presunto autor del robo de materiales para la explotación agrícola.


La detención se produjo a raíz de una denuncia presentada en el Puesto de la Guardia Civil de Mansilla de las Mulas por la sustracción, desde el pasado mes de enero y hasta la fecha, de distintos aperos agrícolas y ganaderos que el denunciante tenía para la guarda del ganado en diferentes fincas ubicadas en el municipio de Villasabriego.


Entre los materiales robados, el denunciante destacó un pastor eléctrico con su batería, estacas metálicas, aisladores, manguera de riego y otros materiales ganaderos, valorado todo ello por su propietario en 1.000 euros.


Por otro lado, la Guardia Civil de Armunia (León) detuvo a un varón de 44 años y con residencia en León como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas cometido en el interior de una vivienda sin habitar ubicada en el municipio de Valdevimbre.


El ahora detenido, accedió al domicilio tras forzar la entrada al mismo, para una vez en su interior sustraer diferentes objetos que de momento no han sido recuperados.


En otro de los casos, la Guardia Civil de Ponferrada detuvo a cuatro personas por otro delito contra el patrimonio, concretamente por la sustracción de material de una nave abandonada situada en la antigua estación de ferrocarril de Cubillos del Sil.


Estas personas fueron sorprendidas por una patrulla de la Guardia Civil cuando recogían y desmontaban maquinaria del interior de las instalaciones, sin estar autorizadas para ello, después de forzar la puerta de entrada con un objeto contundente.


No obstante, la Guardia Civil recuperó todo el material que en ese momento se disponían a cargar en dos vehículos las personas que fueron sorprendidas.