CCOO y UGT llaman a la movilización para recuperar salarios

CCOO y UGT llaman a la movilización para recuperar salarios

|

Los sindicatos CCOO y UGT han llamado a la movilización este martes, 22 de mayo, para recuperar derechos y exigir un reparto de la riqueza tras una pérdida de poder adquisitivo que en Castilla y León se eleva a casi un 13 por ciento en los últimos ocho años y una remuneración de los asalariados que es 1.600 millones inferior a la de 2008.


Así lo han explicado los secretarios generales de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, respectivamente, quienes han estado acompañados por sus secretarios de Acción Sindical en una rueda de prensa en la que han presentado concentraciones en el marco de las movilizaciones convocadas a nivel estatal.


Estas protestas se desarrollarán entre 12.00 y 12.30 horas en las nueve capitales y Ponferrada (León) frente a las sedes de las patronales, en el caso de Valladolid en la Plaza Madrid.


Faustino Temprano ha señalado que las protestas se producen ante las diferencias con la patronal en el marco del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), con posturas muy alejadas, y persiguen reclamar mejoras salariales y laborales ante la "falta de voluntad" de la patronal para llegar a acuerdos.


El máximo responsable de UGT en la Comunidad ha señalado que hay importantes diferencias entre los planteamientos de una y otra parte, entre ellas la subida salarial, que la patronal sitúa en un máximo de un 2 por ciento, mientras que los sindicatos reclaman un 3,1 por ciento (1,6 del IPC previsto y un 1,5 de recuperación de poder adquisitivo) y llegar en los próximos años a un salario mínimo de 1.000 euros.


Además, los sindicatos reclaman cláusulas de revisión salarial, priorizar el empleo estable, frenar la siniestralidad o luchar contra la desigualdad y la discriminación de género.


Temprano, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha advertido de que si no hay acuerdo, habrá conflictos en empresas en un procesos de movilización "creciente" porque se crea y riqueza y considera que debe revertir "de manera justa" sobre los trabajadores y sus familias.


Pero además el líder de UGT en la Comunidad ha afirmado que Castilla y León se encuentra en una situación peor que la media estatal, ya que la remuneración de los asalariados es de 1.600 millones de euros inferior a la de 2008 como resultado de la destrucción de empleo y la devaluación salarial, además de un poder adquisitivo de los trabajadores que en un 12,8 por ciento inferior al de hace ocho años y una pérdida de 66.000 asalariados en los últimos diez años.


Hasta el momento, ha añadido Temprano, en Castilla y León la media de subida salarial de los convenios firmados hasta abril es de 1,62 por ciento y ha advertido de que se crea un empleo de muy baja calidad, con el 91,5 por ciento de los contratos temporales, siete de cada diez con una duración de menos de seis meses, un 40 por ciento a jornada parcial y un 63 por ciento de estos corresponden a mujeres.


"En Castilla y León sigue aumentando la brecha salarial y los trabajadores siguen percibiendo menos salarios", ha agregado el secretario de UGT, quien ha criticado que a pesar de que las empresas reconocen que hay un crecimiento y que se genera riqueza, pero "tiene que llegar a los trabajadores" y esto "no se produce", por lo que o se hace por medio del diálogo o por la de la movilización.


Por su parte, Vicente Andrés, tras recordar que en la Comunidad hay 674 convenios que afectan a más de 404.000 trabajadores, ha incidido en que ya no hay crisis, la economía crece "con mucha fuerza" y el 85 por ciento de las empresas tienen beneficios o son viables, cuando antes de la crisis eran el 75 por ciento.


Sin embargo, ha criticado que se hayan "dinamitado" los principales instrumentos para poder defender a los trabajadores, ya que la reforma laboral ha "debilitado" su posición en la disputa del reparto de la riqueza y ha supuesto un lastre que se creó para bajar salarios durante la crisis y "retenerlos" en tiempos de "bonanza".


Andrés ha señalado que es un momento de "inflexión" y tiene que llegar un reparto y que los beneficios empresariales lleguen también a los salarios y así asentar la economía, que es pujante y será estable en la medida también en la que se mantenga el consumo interno porque hay cuestiones impredecibles como el petróleo o el precio del dinero.


El líder de CCOO en la Comunidad ha reclamado a la patronal castellanoleonesa Cecale que intervenga porque hay más de 400.000 personas afectadas por convenios que se negocian en Castilla y León, que "tiene que pegar un empujón hacia arriba" y ha pedido que contribuyan a ello los empresarios de tanto dicen que "aman" a su tierra.


"Si no, habrá conflicto", ha avisado Vicente Andrés, quien ha hecho un llamamiento también a las Cortes para que no miren para otro lado, así como a las instituciones, para que convenzan de la necesidad de mejorar los salarios, algo que también dice el Fondo Monetario Internacional.


El secretario autonómico de CCOO ha reiterado que la correlación de fuerzas está "desequilibrada" porque se ha "amputado", se ha puesto "un cepo en las piernas" a los sindicatos y les dificulta "andar" y sentarse con los "patronos" a negociar un convenio.


A este respecto, Faustino Temprano ha recordado que en los años de crisis se pidieron esfuerzos a los trabajadores, que los hicieron "muy importantes" con el fin de mantener el empleo, con bajadas salariales, pero una vez que eso se ha hecho cree que ahora que hay beneficios es necesario su reparto y para ello habrá movilizaciones que irán "en aumento" hasta conseguir los objetivos.