Las Cortes debaten las medidas a favor de la raza alistano-sanabresa

Las Cortes debaten las medidas a favor de la raza alistano-sanabresa

|

El Partido Socialista de Zamora defenderá este martes en las Cortes de  Castilla y León una iniciativa parlamentaria en defensa y promoción de  la raza alistano-sanabresa. El debate tendrá lugar en el seno de la Comisión de Agricultura y Ganadería.


Se trata de una proposición no de Ley firmada por los procuradores José Ignacio Martín Benito, Ana  Sánchez Hernández y Juan Luis Cepa, que abarca 7 puntos y que fue  consensuada con la Asociación de Criadores de Alistana-Sanabresa el  pasado año.


La Alistana-Sanabresa es una de las razas autóctonas de la cabaña ganadera española en peligro de extinción. Dentro de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en este plan de cría participan explotaciones de Zamora, Ávila, Burgos, Palencia, Segovia, León. El último censo, que ha hecho público el Ministerio de Agricultura, Pesa, Alimentación y Medio Ambiente, en diciembre de 2016, pone de relieve  que esta raza está en recesión. A esa fecha, sólo quedaban en España 3.108 ejemplares. De un censo de 35.000 ejemplares en 1950, se ha  pasado a una caída prolongada, lo que precisamente llevó a declarar a  esta raza de vacuno en peligro de extinción.


La provincia de Zamora es la que más explotaciones registra; aquí se encuentra en régimen de  ganadería extensiva, principalmente en las comarcas de Sanabria, Carballeda, Tábara, Alba, Guareña, Sayago. El régimen de pastoreo está  fundamentalmente ligado a las zonas serranas, como las Sierras  Segundera, de Porto o de la Sierra de Culebra.


En la actualidad, es muy complicada la viabilidad económica de las explotaciones de Alistana-Sanabresa, si no hay continuidad en las  ayudas económicas por parte de las administraciones. En este sentido, la Asociación Nacional de Criadores de Raza Autóctona Alistana-Sanabresa, ha venido denunciando la falta de ayudas en  determinadas épocas (2012-2015) por parte de algunas administraciones, como la Junta de Castilla y León, lo que ha repercutido en las producciones y en el retroceso de la raza.


Hasta 2013, la Junta de Castilla y León venía convocando ayudas al fomento de razas ganaderas autóctonas en régimen extensivo. Así para  2013, se contemplaba en los Presupuestos de la Comunidad una partida de 1.458.628, "condicionada a la existencia de crédito suficiente". Pero en 2013 los ganaderos dejaron de percibir la subvención de 200.000 euros que venían recibiendo por parte de la Junta de apoyo a especies ganaderas en peligro de extinción. Estas ayudas se han convocado intermitentemente. Las últimas han sido las de 2015 y 2016,  cuando la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de  Agricultura y Ganadería, ha convocado ayudas destinadas al fomento de las razas autóctonas destinadas a las asociaciones de ganaderos de razas autóctonas españolas para la llevanza del libro genealógico y el  desarrollo de los programas de mejora. Aunque, las ayudas a las  Asociaciones no han cesado, sin embargo, se redujeron un 40 % (a veces  hasta llegar el 25% del máximo que se podrían percibir) de lo que se  venía percibiendo antes de 2013, pues pasaron a 120.000 euros en cada convocatoria anual.


 


No obstante, la Junta convoca estas ayudas, por lo general, en el segundo semestre de cada año, de modo que las Asociaciones de  Criadores de razas autóctonas ven limitados sus proyectos, actuaciones y actividades, pues cuando se resuelven las convocatorias el año está  muy avanzado. Sería conveniente adelantar las convocatorias al primer  trimestre. Debe tenerse en cuenta que las ayudas que se conceden cubren una mínima parte de la diferencia entre el precio de venta de  animales de estas razas y los de otras razas puras o conjunto mestizo.  La diferencia de rentabilidad entre ambos no se compensa en absoluto.  En el cómputo total para la carga ganadera se incluyen todos los  animales de la explotación cuando solo son subvencionables los reproductores (mayores de 24 meses).


La propuesta socialista, que será defendida por el procurador Martín Benito, pretende que las Cortes de Castilla y León insten a la Junta  de Castilla y León a:



  1. Mantener las ayudas a las Asociaciones y a los ganaderos para la cría de las razas autóctonas en Peligro de Extinción de la cabaña  ganadera de Castilla y León y, en particular, a la raza  Alistana-Sanabresa. Las ayudas a las Asociaciones se convocarán con carácter anual y antes de finalizar el primer trimestre de cada año.

  2. Favorecer las nuevas incorporaciones de ganaderías a las Ayudas Agroambientales.

  3. Instar al Gobierno de España para que ante la Unión Europea se revisen los criterios del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) para las razas autóctonas en Peligro de Extinción, adaptándolos a la realidad del ámbito climático y geográfico de los países de la Unión.  Debe incluirse en el CAP el monte que la cabaña ganadera de razas autóctonas desbroza y mantiene de forma natural, así como las  superficies forrajeras que se emplean para alimento de los propios animales.

  4. Revisar el cómputo total para la carga ganadera, en la que actualmente se incluyen todos los animales de la explotación, cuando en la práctica solo son subvencionables los reproductores (mayores de  24 meses).

  5. Adoptar medidas y desarrollar estrategias para favorecer la comercialización de la carne de la raza Alistana-Sanabresa.

  6. Promover un proceso encaminado a que la carne de la raza alistana-sanabresa se incluya dentro de las Figuras de Calidad de  Castilla y León, entre ellas el Logo 100% Autóctono del MAPAMA, que  actualmente no está admitido como figura de calidad.

  7. Colaborar, difundir e impulsar la celebración de Ferias Ganaderas con presencia de razas autóctonas, y en particular la Alistana-Sanabresa, redirigiendo sus fines más hacia la promoción del  producto, ya que si no se consume la carne de estos animales, difícilmente se conseguirá que se mantengan las explotaciones y que  aumente su censo.