La historia del pianista de los cuatro dedos

La historia del pianista de los cuatro dedos

|

Su nombre es Darrius Simmons, tiene 17 años, y reside en Warren, Ohio. Darrius se ha hecho popular en redes sociales a raíz de la publicación en Facebook de un vídeo en el que el joven interpreta a piano un tema compuesto por él mismo y que ha titulado: "Los sueños son para siempre".


El estudiante del instituto Warren G Harding High School nació con un defecto congénito por el cual solo tiene cuatro dedos en las manos: uno en su mano izquierda y tres en la derecha. Además, nació sin huesos por debajo de sus rodillas. A pesar de ello, al joven de Ohio le apasiona tocar el piano y la música y no encuentra impedimento alguno para alcanzar sus metas.


Tal y como informa NBC News, Darrius ha conseguido desarrollar una técnica para poder llegar a todas las teclas y ha aprendido a usar el pedal con las prótesis que lleva en las piernas.


Con solo cuatro dedos aprendió a tocar el piano a los diez años de manera autodidacta. A los quince, actuó en el Carnegie Hall de Nueva York y ahora, con diecisiete, ha compuesto su primera canción.


Su defecto de nacimiento nunca se ha pasado como tal por la mente de Simmons, especialmente nunca cuando está tocando el piano. De niño nunca se preguntó eso de: "Por qué a mí?". Y de adolescente, solo pide que la gente no se fije en su discapacidad: "Quiero que su interés esté en la música que hago más que en el aspecto relacionado con la discapacidad, porque no considero que mi cuerpo tenga discapacidad alguna. Me considero como todos los demás. Tan solo diría que, es probable, que tenga que trabajar un poco más en lo que me apasiona que una persona normal", afirma.


El objetivo de Simmons es focalizar toda su determinación y fuerzas en componer y sacar adelante su pasión por la música. Su primera canción, la que publicó en Facebook y con la que ha conseguido millones de visualizaciones, es una prueba de que va por buen camino.