San Felices de los Gallegos prepara 'El Noveno'

San Felices de los Gallegos prepara 'El Noveno'

|

San Felices de los Gallegos se prepara para celebrar la ancestral fiesta de El Noveno. Esta es una fiesta que parte de 1852 cuando hubo 'sentencia', pero toco comenzó mucho antes, concretamente en 1476 cuando los Reyes Católicos entregaron las tierras de San Felices, Ahigal de los Aceiteros y otros pueblos de la comarca, de Señorío Real hasta esa fecha, a don García Álvarez de Toledo, primer Duque de Alba, por su apoyo en las luchas contra su sobrina doña Juana, conocida como 'La Beltraneja'. Un derecho que suponía, entre otras cuestiones jurídicas, el denominado Derecho del Noveno, que consistía en que "los vecinos tenían que entregar de cada nueve cosas que cultivaban o criaran, una". Además, no podían sacar el trigo de las eras, ni el vino de las bodegas, ni el aceite de los lagares hasta que se pagaran el noveno y lo llevaran a la alhóndiga del duque. También implicaba el estanco del vino, ya que no se podía vender hasta que el duque de Alba no había vendido el suyo.


Los vecinos iniciaron un pleito que duró casi tres siglos (1563-1852). Así, el 11 de mayo de 1852 hubo sentencia que condenó al duque y los vecinos se vieron libres del Noveno. Por ello, sintieron la necesidad de celebrar una fiesta que conmemorara aquella victoria jurídica y vecinal, y lo hace con encierros a caballo, y lo hace bajo la intensa mirada de sus caserones de hechura antigua y noble, con una plaza de toros original cerrada con carros donde se celebran encierros por las calles del pueblos y corridas por la tarde, misa, y lectura de la Sentencia y 'Te Deum'.


El coso taurino que se forma con la ayuda de los vecinos tiene la particularidad de que es único, ya que conserva todo su tipismo a través de la colocación singular de los carros, con sus palenques y talanqueras desde donde se observan los encierros, corridas y capeas.