El número de parados cayó en 4.431 personas en abril

El número de parados cayó en 4.431 personas en abril

|

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 4.431 personas en abril, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad supera ligeramente la barrera de los 155.000 y se sitúa, en concreto, en 155.616 (66.870 hombres y 88.746 mujeres), según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social recogidos por Europa Press.


En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro registró un descenso el pasado mes del 2,77 por ciento, por encima del resto de España donde el paro cayó un 2,63 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país descendió en 86.683 personas, hasta situarse en un total de 3,34 millones.


Se trata, del noveno mayor descenso del paro del país que en abril cayó en todas las autonomías, menos en Melilla, donde creció un 2,09 por ciento.


En comparación con abril de 2017, el paro registrado en Castilla y León bajó un 9,02 por ciento (15.431 desempleados menos), mientras que en España cayó un 6,64 por ciento, el equivalente a 237.168 parados menos. Se trata en este caso del quinto mayor descenso de las comunidades y ciudades autónomas que cayó en todas lideradas por Melilla (-21,65 por ciento).


El paro cayó en abril en comparación con marzo en todas las provincias con especial incidencia en Segovia con un -4,47 por ciento (346 parados menos) seguida de Soria (-4,16 por ciento, 163 parados menos); Burgos (-3,43 por ciento, 685 desempleados menos); Valladolid (-2,92 por ciento, 1.010 parados menos); León (-2,90 por ciento, 963 parados menos) y Ávila (-2,42 por ciento, 304 desempleados menos).


Los menores descensos del paro en comparación con el mes anterior se han registrado en Palencia (-2,36 por ciento, 237 personas menos en las listas del desempleo); Salamanca (-2,09 por ciento, 525 parados menos) y Zamora, con un -1,52 por ciento (198 desempleados menos).


En comparación con abril de 2017 el paro bajó también en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en este caso en Soria (-13,01 por ciento y 562 parados menos); Burgos (-12,00 por ciento y 2.627 parados menos); Palencia (-10,47 por ciento y 1.146 parados menos); Segovia (-10,40 por ciento y 858 parados menos) y León (-9,32 por ciento y 3.311 parados menos).


Por debajo de la medina regional (9,02 por ciento) se sitúan Zamora (-8,89 por ciento y 1.252 personas menos en las listas del desempleo); Ávila (-8,40 por ciento y 1.124 desempleados menos); Valladolid (-7,33 por ciento, -2.656 parados) y Salamanca (-7,16 por ciento y 1.895 parados menos).


Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (155.616) se reparte del siguiente modo: Ávila, 12.250; Burgos, 19.260; León, 32.203; Palencia, 9.795; Salamanca, 24.574; Segovia, 7.393; Soria, 3.759; Valladolid, 33.558, y Zamora, 12.824.


Por sectores y sexos 


Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en abril sólo subió en el colectivo de sin empleo anterior (95) y cayó en servicios (-2.609), industria (-542), construcción (-868) y agricultura (-507).


En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 14.207 son extranjeros, -8,49 por ciento menos que en 2017) se distribuye por sectores del siguiente modo: 103.263 en el sector servicios; 15.466 en el colectivo de sin empleo anterior; 14.598 en industria; 13.373 en construcción y 8.916 en agricultura.


En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 88.746 mujeres y 66.870 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 6.920 frente a 6.152.


Evolución de la contratación 


Mientras tanto, la contratación aumentó en Castilla y León en el mes de abril, cuando se firmaron 73.159 contratos, un 5,25 por ciento más que en el mes anterior (3.647 más en términos absolutos), frente a un incremento nacional del 7,63 por ciento. Castilla y León registró el sexto menor aumento de la contratación del país que cayó en dos comunidades.


Sin embargo, en términos interanuales la contratación se incrementó un 9,10 por ciento en Castilla y León (6.105 contratos más), frente a un incremento del 10,48 por ciento de la media nacional, y registra el séptimo menor incremento del país que sólo cayó en Cantabria.


Por provincias, la contratación sólo cayó en Palencia (-0,17 por ciento y doce contratos menos) y en Valladolid (-2,15 por ciento y 383 contratos menos), mientras que subió en el resto: Salamanca (13,24 por ciento, 1.064 contratos); Segovia (12,85 por ciento, 693 contratos); Ávila (11,80 por ciento, 449 contratos); León (11,71 por ciento, 1.182 contratos); Burgos (3,90 por ciento, 411 contratos); Soria (3,76 por ciento, 104 contratos) y Zamora (3,30 por ciento y 139 contratos).


En comparación con abril de 2017 la contratación subió en todas las provincias salvo Ávila, donde cayó un 2,86 por ciento, con 125 contratos menos, mientras las subidas las lideró Valladolid, 15,89 por ciento y 2.360 contratos, seguida de Segovia, con un 13,56 por ciento y 727 contratos; Salamanca (13,13 por ciento y 1.056 nuevos contratos) y Burgos (9,07 por ciento y 910 contratos más).


En el resto de provincias, Soria (8,17 por ciento y 217 contratos más); Palencia (5,37 por ciento y 351 contratos más); León (4,79 por ciento y 515 contratos más) y Zamora (2,21 por ciento y 94 contratos más).


Finalmente, la contratación indefinida cayó en el último mes con respecto a marzo en Castilla y León un 2,21 ciento (164 contratos menos) hasta alcanzar la cifra de 7.252 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior cayó un 1,95 por ciento.


Por provincias, sólo subió en Burgos (16,98 por ciento), Segovia (6,13 por ciento) y Soria (0,29 por ciento), mientras que bajó en el resto: Zamora (17,74 por ciento), Salamanca (12,04 por ciento), León (7,89 por ciento), Palencia (6,90 por ciento), Ávila (3,13 por ciento), y Valladolid (2,73 por ciento).


En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León aumentó un 23,65 por ciento (1.387 contratos indefinidos más). En este caso, en España la contratación indefinida con respecto al año anterior creció un 25,24 por ciento.


En este caso hay aumentos en todas las provincias lideradas por Soria (76,02 por ciento), Zamora (49,53 por ciento), Burgos (41,67 por ciento), Segovia (40,22 por ciento), Ávila (33,11 por ciento), Valladolid (22,01 por ciento), Palencia (13,61 por ciento), Salamanca (13,08 por ciento) y León (1,24 por ciento).