Se acabó la juerga en la Casa de la Iglesia

Se acabó la juerga en la Casa de la Iglesia

|

La fiesta de la Hermandad Dominicana de Salamanca que derivó en consumo masivo de alcohol, actitudes indecorosas y hasta un 'streptease' en plena Casa de la Iglesia, sede del Obispado, tendrá consecuencias para todas las hermandades, cofradías y congregaciones. Nunca mejor dicho, pagarán justos por pecadores.


El acto quedó grabado en varios vídeos que se han hecho virales a través de la aplicación de mensajes WhatsApp por los teléfonos móviles. El protagonista del semidesnudo ha presentado su baja en la hermandad, cuya junta directiva ha solicitado perdón públicamente, lamentando “profundamente que se haya producido un comportamiento tan indigno y ofensivo que nos ha llenado de vergüenza y tristeza".


Pero la Casa de la Iglesia va más allá y a partir de ahora controlará los actos que lleven a cabo las hermandades y cofradías en un espacio que cede para que desarrollen eventos solidarios y de confraternización, pero no juergas etílicas que incluso puedan derivar en bacanales.


A tenor de lo acontecido, Raúl Izquierdo García, director Casa de la Iglesia, explica que en este espacio se acoge a todos los grupos eclesiales que demandan cualquiera de sus servicios y que los soliciten para realizar actividades pastorales de todo tipo. “También la Casa está abierta a otros grupos de la sociedad y la ciudadanía con identidad no eclesial pero que respetan la identidad de la Casa que les acoge”.


Sin embargo, no para fiestas como la de la Hermandad Dominicana. Por eso, rechaza los hechos acontecidos en esa comida y cualquier otro tipo de hechos de similar condición. “Sobre todo cuando se realizan en un evento de una cofradía en la casa diocesana que acoge siempre con los brazos abiertos”.


Por eso, la Casa de la Iglesia de la Diócesis de Salamanca tomará “las medidas oportunas con esta cofradía para evitar futuros hechos similares, como lo hará también con cualquier otro grupo que realice actividades que no respeten los fines de esta Casa”.