El CPLV y las Panteras ejercen de buenos anfitriones

El CPLV y las Panteras ejercen de buenos anfitriones

|

El CPLV arrancó su participación en la Copa del Rey y de la Reina, que se está disputando estos días en el polideportivo Canterac, con sendos triunfos. El conjunto masculino se impuso al Metropolitano (7-3) y este viernes, se verá las caras en la segunda jornada con Molina (13.00 horas). Por su parte, las Panteras debutaron con una victoria ante el CHL Aranda de Duero (3-0) y 2-0 a Tucans certificando su pase a las Semifinales del torneo. 


El conjunto masculino, pese a las bajas de Adel Saber, lesionado, y Mario Díez, sancionado para este encuentro, sumó su primer triunfo en un encuentro que no comenzó bien para sus intereses. Tras un intercambio de golpes entre ambos, Stephan Davis aprovechó una contra para asistir a Asier Gayoso que, solo ante Kaukinen, abrió el marcador. Habían pasado solo 7 minutos y el tanto afectó a los pucelanos, que tardaron en mostrar su juego. Pero en cuanto se quitaron los nervios encontraron el camino del gol. Tomas Pavlusek logró el empate a los 14 minutos y su compatriota, Jan Vyoral, hizo el segundo del CPLV en una acción muy similar, tiro cruzado desde el lado izquierdo del campo. A pesar del tiempo muerto del técnico de los vizcaínos, el vendaval local fue imparable hasta el descanso, con dos goles más de Nathan Sigmund, el segundo en jugada individual de muchos quilates, y otros dos de Pavlusek y Vyoral, éste justo antes de la bocina. Con 6-1 se llegó al descanso. El encuentro estaba casi visto para sentencia. Y más cuando la segunda parte arrancó con un gran gol de Dani Díez de media vuelta. Con ese 7-1, Ángel Ruiz reservó a algunos de sus efectivos, dando minutos también al segundo portero, el joven Jorge Baños. Los bilbaínos maquillaron un poco el resultado y anotaron dos dianas, por medio de Íñigo Postigo y Stephan Taylor, el segundo a 7 segundos del final, para el 7-3. Mañana será Molina el rival del cuadro pucelano y el sábado por la mañana, Rubí.


Por su parte, las Panteras arrancaron con un solvente triunfo ante el equipo burgalés de Aranda. El encuentro se encarriló en los minutos iniciales, con sendos tantos de Alejandra Vallejo, en una jugada individual desde atrás; y de Julia Fouz, en una acción rápida en la que se cambió el stick de derecha a izquierda. Ese 2-0 en dos minutos permitió jugar con tranquilidad y pensar en la doble jornada que debía afrontar el CPLV femenino (con duelo nocturno ante Tucans). El partido transcurrió con ese marcador hasta la segunda mitad, en la que Sonia Abón, con un lanzamiento lejano, puso la sentencia. El dominio de las pucelanas quedó patente no solo en ese 3-0 sino en sus 41 lanzamientos por los 13 de las arandinas. Además, y a pesar de ser un derbi, el choque fue de guante blanco, con una sola expulsión, en la recta final.


Hay que recordar que tanto la Copa del Rey como de la Reina se juega en formato de dos grupos de cuatro conjuntos, todos contra todos para ganarse el puesto en las semifinales del sábado.