Unos presupuestos con subidas a pensionistas y funcionarios y rebajas fiscales

Unos presupuestos con subidas a pensionistas y funcionarios y rebajas fiscales

|

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, que incluyen una rebaja del IRPF para las rentas más bajas, una subida de las pensiones mínimas y de viudedad, una mejora de las condiciones laborales y salariales de los funcionarios, la bajada del IVA del cine del 21 por ciento al 10 por ciento y un aumento de la partida para becas de estudio.


La aprobación de las cuentas de 2018, que ya cuentan con el respaldo de Ciudadanos, son las séptimas del Gobierno de Mariano Rajoy, y llegarán el martes, 3 de abril, al Congreso de los Diputados con la incógnita de si finalmente serán aprobadas, dado que el PNV se ha negado a negociar los Presupuestos por la intervención de la autonomía catalana.


Con un techo de gasto de 119.834 millones de euros, un 1,3 por ciento más, los nuevos Presupuestos incluyen una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad y concentran las ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias.


En concreto, contemplan una rebaja del IRPF de unos 2.000 millones de euros, acordada con Ciudadanos, de forma que se reducirá el mínimo exento en el IRPF, que subirá de 12.000 a 14.000 euros al año para todos los contribuyentes. Además, habrá una rebaja adicional para quienes perciben entre 14.000 y 17.000 euros anuales.


Los PGE también incluyen medidas recogidas en el acuerdo suscrito entre Hacienda y sindicatos, que contempla un marco plurianual de incremento salarial para los empleados públicos para los tres próximos años, con una subida salarial fija del 1,75 por ciento para 2018, del 2,25 por ciento para 2019 y del 2 por ciento para 2020, a la que se sumaría otra parte variable ligada a la evolución del PIB. En total, la horquilla de alza salarial será de un mínimo del 6,9 por ciento y un máximo del 8,79 por ciento.


También se mantiene la jornada semanal de 37,5 horas, pero se contempla la posibilidad de que cada administración pública pueda establecer en sus calendarios laborales otras jornadas ordinarias.


En materia de oferta de empleo público, se eleva al cien por cien la tasa de reposición del cien por cien en sectores prioritarios y al 75 por ciento en sectores no prioritarios, a lo que se añade una bolsa adicional del 5 por ciento para los sectores que consideren necesario reforzar, con lo que se asegura creación de empleo neto.


En el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía autonómica y Policía local, la tasa de reposición sube al 115 por ciento. Además, los PGE incorporan también el acuerdo del Ministerio del Interior con los sindicatos que contempla 1.207 millones en tres años para conseguir en 2020 la equiparación salarial entre policías nacionales y guardias civiles y que, en la práctica, se verá reflejado en 2020 en un aumento medio de 561 euros en la nómina mensual de los policías y de 720 euros en la de los guardias civiles.


IVA del cine, permisos de paternidad y ayudas para guarderías


A su vez, se incluye la bajada del IVA del cine del 21 por ciento al 10 por ciento y un aumento de 50 millones de euros para las becas y ayudas generales, hasta los 1.472,9 millones de euros, un 3,5 por ciento más que en 2017 y el mayor aumento desde 2014.


Igualmente, están previstas ayudas para que las familias con hijos de 0 a 3 años puedan pagar la guardería, que se articularán a través de un impuesto negativo y de un aumento de los permisos de paternidad de cuatro a cinco semanas a partir de 2018, según lo acordado por el Gobierno y Ciudadanos.


Otras medidas que incluyen los PGE son la tarifa reducida para los nuevos autónomos, el complemento salarial para jóvenes y las partidas para dependencia y pobreza infantil. También incluirán partidas para el Corredor Mediterráneo y otras infraestructuras, y un incremento de los anticipos a cuenta de las comunidades autónomas "muy por encima" de los 4.500 o 4.700 millones de euros sobre la financiación de este año.


Las cuentas públicas de 2018 también contendrán una subida de los valores catastrales para buena parte de los 1.831 municipios en los que se actualizarán las referencias de 2018.


Tras su aprobación, el Gobierno presentará el libro amarillo de las nuevas cuentas públicas en el Congreso el martes siguiente, 3 de abril, con lo que se dará inicio a su tramitación parlamentaria que se prolongará alrededor de tres meses.


Durante el mes de abril se producirán las comparecencias de los altos cargos en el Congreso y el debate de totalidad, previa presentación de las enmiendas a la totalidad y al articulado, y previsiblemente en mayo se producirá su aprobación en el Congreso, para llegar en junio al Senado y continuar su tramitación hasta su aprobación definitiva a mediados de ese mes.