Búsqueda infructuosa del joven desaparecido en el río Tormes

Búsqueda infructuosa del joven desaparecido en el río Tormes

|

Continúa la búsqueda del joven de 23 años de nacionalidad boliviana desaparecido desde hace una semana, Gabriel Omar Mancilla Pérez, que responde al nombre de ‘Chema’. Las tareas de rastreo continúan este domingo no sólo por el entorno del río Tormes, donde se sitúa su última conexión telefónica, a la altura del hotel Doña Brígida. Incluso se ha ampliado la zona de rastreo y solicitado la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Duero ahora que ha bajado el nivel y la fuerza del río.


Colaboración que ha llegado en forma de descenso del caudal del río Tormes hasta la mínima expresión a su paso por Salamanca, propiciando una imagen desconocida por muchos habitantes de la capital charra. Así, parece como si apenas hubiera río en una época de gran sequía con la intención de facilitar la búsqueda del cuerpo del joven.


Fue el pasado 12 de marzo cuando se le vio por última vez. Eran sobre las cinco de la tarde cuando se le perdió la pista. Llevaba pantalón gris y una cazadora negra, mide en torno a 1,70 metros y es de complexión normal, unos 75 kilos. Hasta ahora, la fuerza del agua ha sido importante y dificultó las labores de rastreo que llevan a cabo Policía Local de Salamanca, servicios de Bomberos y Protección Civil del Ayuntamiento de Salamanca y de la Diputación Provincial y Guardia Civil.


Por eso, un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía y un equipo del Grupo Especial de Operaciones (GEO) se han incorporado a las tareas de búsqueda. El viernes está previsto que se sume a estas tareas otro medio aéreo, un helicóptero de la Guardia Civil, y en fecha próxima se contará con el apoyo de integrantes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de este Cuerpo.