Apoyo unánime a los trabajadores de Made y Lindorff

Apoyo unánime a los trabajadores de Made y Lindorff

|

La provincia de Valladolid ha vuelto a recibir el golpe del anuncio de expedientes de regulación de empleo en dos empresas muy importantes por el volumen de empleo que generan. Made Isowat en Medina del Campo y Lindorff en La Cistérniga han anunciado el fin de su actividad y ponen en riesgo cientos de puestos de trabajo.


Por ello, todos los grupos políticos de la Diputación de Valladolid han aprobado la proposición presentada por el PP, para trasladar su apoyo a los trabajadores de ambas empresas, así como solicitar a las mismas que mantengan su actividad económica y los puestos de trabajo. Además, la Diputación va a instar a la Junta y al Gobierno para que tomen “cuantas medidas estén a su alcance para evitar el cierre de estos centros de trabajo o paliar sus consecuencias, así como para evitar que se produzcan casos similares”.


La diputada provincial del PP Lucía Heras ha defendido la proposición y ha destacado que “aunque se desconoce cuál será el alcance definitivo de ambos procedimientos colectivos, está claro que la situación de las dos empresas añade incertidumbre a la situación de casi 800 familias”.


pleno diputacion valladolid marzo 2018 5La portavoz del PSOE y alcaldesa de Medina del Campo, Teresa López, ha destacado que este tipo de proposiciones “son gestos que sé que confortan a los trabajadores, son muy importantes para las negociaciones que puedan llevar a cabo las empresas; también nos piden los trabajadores que nos mostremos unidos, que no haya fisuras”.


También ha intervenido por el grupo socialista el alcalde de La Cistérniga, Mariano Suárez, que ha agradecido el apoyo de todos los grupos, “porque hay gente muy preocupada y esperamos que el daño sea el menor posible”.


Por su parte, Esther Mínguez de Valladolid Toma la Palabra ha planteado que “necesitamos políticas empresariales coherentes, con la creación de empleos seguros”.


Héctor Gallego de Sí se Puede ha reprochado al PP que la proposición no sea institucional “como sí ocurrió en otros casos como Lauki, Dulciora o Tragsa” y ha argumentado que “los problemas que hay no se resuelven únicamente mostrando el apoyo, lo que debería hacer cualquier administraciones es no dejar a las multinacionales que puedan abandonar el territorio cuando cambian su política de negocio”.


La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha propuesto que “debemos ofrecer ventajas y oportunidades para que las empresas se queden y crezcan en la provincia, acabar así con la inestabilidad de los trabajadores”.